Significado | Concepto | Definición:

Un esterilizador ultravioleta es un dispositivo que se utiliza para mantener la calidad del agua en acuarios, estanques y otros entornos de acuicultura . Los esterilizadores ultravioleta generalmente están diseñados para usarse junto con un sistema de filtración y un régimen de mantenimiento que mantendrá las condiciones generales lo más saludables posible. Varias empresas fabrican estos dispositivos y se pueden encontrar a la venta en comercios que proporcionan suministros para aficionados y profesionales de la acuicultura. También se pueden pedir directamente a través de algunos fabricantes.

Mujer sosteniendo un libro

En un sistema equipado con un esterilizador ultravioleta, el agua pasa a través del esterilizador a un ritmo constante. A medida que el agua se mueve, es bombardeada con radiación ultravioleta , que mata los microorganismos en el agua, como bacterias, algas y protozoos. Luego, el agua limpia se devuelve al acuario o un entorno similar.

El agua que entra en el esterilizador se suele filtrar. El filtrado logra varios objetivos. En primer lugar, mantiene a los peces y otros habitantes del agua fuera del agua destinada a moverse a través del esterilizador UV , para que no estén expuestos a la radiación. En segundo lugar, elimina las impurezas del agua; Cuanto más clara sea el agua que pasa a través del esterilizador, más eficaz será el esterilizador UV para eliminar los microorganismos no deseados.

Las personas pueden ajustar la tasa de flujo para el entorno dado según sea necesario. También se puede usar un esterilizador ultravioleta para limpiar el aire que pasa a través de un burbujeador, asegurando que los microorganismos no se monten en el agua que se usa para oxigenar el medio ambiente. Si bien el esterilizador ultravioleta no será del todo eficaz en todos los casos, puede reducir radicalmente la población de microorganismos y mantener limpio el medio ambiente. Esto es útil en general y puede ser muy útil cuando una enfermedad se mueve a través del agua.

Los esterilizadores no pueden hacer frente a los microorganismos que viven en o sobre los habitantes del agua. Si la enfermedad ocurre, puede ser necesario aislar a las personas infectadas para que no transmitan la enfermedad a otras personas y medicarlas para matar el agente infeccioso. Los esterilizadores UV tampoco pueden compensar las condiciones de suciedad; si el medio ambiente no se mantiene adecuadamente, puede convertirse en un refugio para las bacterias incluso con un esterilizador ultravioleta. También es importante realizar ajustes en el medio ambiente para satisfacer las necesidades de habitantes específicos, ya que algunos peces pueden requerir diferentes nutrientes, diferentes equilibrios de pH, etc.