Los goniómetros son esencialmente dispositivos que se utilizan en la medición de ángulos. Se utilizan varios tipos de goniómetros en varios campos diferentes, incluidas las comunicaciones y la fisioterapia . Se entiende que el nombre del dispositivo proviene de la unión de dos palabras griegas. Gonia , que se traduce como ángulo medio, y metron , que se relaciona con la medida, le dan al goniómetro un nombre distintivo y muy descriptivo del uso principal.

Un goniómetro puede ayudar a determinar el rango de movimiento de una rodilla u otra articulación.

Si bien la medición generalmente implica calcular las dimensiones de un objeto físico, también existen otras formas de medición que se utilizan en una variedad de aplicaciones. El goniómetro demuestra ser un dispositivo útil en muchas de estas tareas. Por ejemplo, el goniómetro se ha utilizado tanto en operaciones civiles como militares como un medio para encontrar la dirección y el ángulo relacionados con las funciones de señalización. Al identificar y bloquear las transmisiones, el goniómetro hace posible interceptar una señal y escuchar la transmisión. Esto ha demostrado ser extremadamente útil durante situaciones de guerra.

Junto con el uso con varias funciones de comunicación, el goniómetro mide los ángulos asociados con la cristalografía. Esencialmente, esta aplicación implica el uso del dispositivo como un medio para obtener medidas de ángulos en relación con los ángulos que se encuentran entre los revestimientos de cristal. Esta aplicación ayudó a llevar la ciencia de la goniometría a nuevas alturas cuando el goniómetro se utilizó como parte de los medios para aprender más sobre la estructura atómica de los cristales en los primeros años del siglo XX.

Debido a que las mediciones de ángulos son la función clave del goniómetro, el dispositivo es ideal para su uso en los campos de la fisioterapia y la terapia ocupacional. En ambos campos, es necesario medir el rango de movimiento asociado con varias articulaciones y grupos de músculos. Por ejemplo, se puede usar un goniómetro para ayudar a determinar el estado actual del rango de movimiento al doblar el brazo a la altura del codo, doblar la rodilla o doblar la cintura. El dispositivo puede ayudar a establecer el rango de movimiento al comienzo de la serie de tratamiento y también permitir que el terapeuta controle el progreso durante las sesiones posteriores.

La industria también depende del uso de goniómetros. La tecnología más nueva que utiliza láseres como un medio para cortar varios materiales con fines de fabricación a menudo empleará un goniómetro para garantizar que el ángulo y la longitud de un corte estén dentro de las especificaciones. El goniómetro de ángulo de contacto puede ayudar en los esfuerzos de control de calidad, asegurando que cualquier producto o producto terminado cumpla con los requisitos de medición y dimensión necesarios para el funcionamiento adecuado de los productos.

Si bien muchos dispositivos desarrollados en el siglo XIX y principios del XX son ahora obsoletos, el goniómetro ha dado el salto fácilmente al nuevo milenio. Las mejoras tecnológicas han permitido que el dispositivo continúe evolucionando y se convierta en una herramienta útil en muchas aplicaciones diferentes. Relativamente fácil de operar en la mayoría de las situaciones, es probable que el goniómetro esté disponible siempre que sea necesario medir el ángulo de casi cualquier cosa.