Significado y funciones del hematopatólogo – Guía completa

Un hematopatólogo es un científico clínico y médico que analiza muestras de sangre para identificar enfermedades. Utiliza un equipo sofisticado para ver, separar y analizar los componentes sanguíneos. Según los resultados de las pruebas de laboratorio, el hematopatólogo puede crear informes detallados y transmitir los hallazgos a los médicos para que puedan realizar diagnósticos precisos. Muchos hematopatólogos también realizan investigaciones generales sobre medicamentos y enfermedades para descubrir mejores métodos de tratamiento para diversas afecciones.

Un hematopatólogo puede diagnosticar trastornos sanguíneos, como leucemia.

Cuando un médico sospecha que un paciente padece una enfermedad de la médula ósea o de la sangre, recolecta muestras para enviarlas al hematopatólogo. En el laboratorio, el hematopatólogo coloca las muestras en portaobjetos para verlas de cerca con un microscopio. El médico también emplea una máquina llamada citómetro de flujo para contar e identificar los componentes celulares de la sangre. El citómetro de flujo enfoca la luz láser en una muestra para revelar partículas individuales, que pueden parecer anormales si existe una enfermedad. Se realizan otras pruebas físicas y químicas bien establecidas para confirmar la presencia de anomalías.

Anuncios

Después de graduarse de la escuela de medicina, una persona que busque convertirse en hematopatólogo recibirá capacitación práctica en un programa de residencia de cuatro años.

Una vez que el hematopatólogo confía en un diagnóstico, generalmente escribe un informe de laboratorio y explica los resultados al médico. Enfermedades como la leucemia , el cáncer linfático y ciertas infecciones virales y bacterianas se explican en detalle en el informe del hematopatólogo. Su conocimiento experto de las enfermedades de la sangre puede ayudar al médico a determinar la gravedad de una afección y el mejor curso de tratamiento.

Los hematopatólogos tienen como objetivo detectar enfermedades en muestras de sangre.

Anuncios

Los científicos médicos y los médicos se suman constantemente a la literatura colectiva sobre enfermedades. Con el fin de mantenerse actualizado sobre los avances y hallazgos, un hematopatólogo lee con frecuencia revistas médicas y asiste a conferencias profesionales. También hace contribuciones personales al cuerpo de conocimiento mediante la publicación de procedimientos clínicos y resultados de investigación en revistas oficiales. La mayoría de los hematopatólogos son escritores expertos, capaces de transmitir con precisión sus ideas a otros profesionales en el campo.

Los hematopatólogos utilizan microscopios para examinar de cerca las muestras de sangre.

Una persona que quiera convertirse en hematopatólogo primero debe obtener un título de Doctor en Medicina de una escuela de medicina acreditada de cuatro años . Después de graduarse, un nuevo médico recibe formación práctica en un programa de residencia de cuatro años en el laboratorio de un hospital. Durante una residencia, el médico aprende una amplia gama de técnicas de científicos clínicos experimentados en hematología y patología. La última parte de una residencia se dedica específicamente a las enfermedades de la sangre y la médula ósea. Después de adquirir experiencia en un programa de residencia, un nuevo médico exitoso puede tomar un examen de certificación de la junta administrado por una organización nacional para obtener una licencia y comenzar a trabajar de forma independiente.

Anuncios

El médico de un paciente puede extraer una muestra de sangre para que la evalúe un hematopatólogo.