Significado | Concepto | Definición:

También conocido como mazo de cables o conjunto de cables , un mazo de cables es una serie de cables o alambres que están alineados para proporcionar una transferencia eficiente de información o señales electrónicas. La cantidad de cables incluidos en el arnés dependerá del propósito previsto para el cableado y de la cantidad de corriente o datos que deben transmitirse para completar las tareas esenciales. Por lo general, se utiliza algún tipo de método para asegurar los cables en su posición, una medida que ayuda a prevenir problemas que podrían interferir con el funcionamiento normal de los cables individuales.

Trabajador

Un mazo de cables se puede utilizar en cualquier número de dispositivos diferentes que dependen del uso de corriente eléctrica para su funcionamiento. Por ejemplo, no es raro encontrar este tipo de arnés de cableado utilizado en muchos tipos de motores de vehículos. La agrupación de cables permite transferir potencia a diferentes componentes del motor, lo que a su vez ayuda a respaldar el funcionamiento general del motor con un alto nivel de eficiencia. En esta aplicación, el cableado incluido en el mazo de cables a menudo estará protegido con algún tipo de funda y asegurado en su lugar con abrazaderas para minimizar la posibilidad de dañar los cables durante el funcionamiento normal.

Los equipos pesados ​​que se utilizan en muchas fábricas, así como los alambres y cables que se encuentran comúnmente en las plantas de procesamiento de energía, también harán uso de diferentes configuraciones de mazos de cables. El tamaño del arnés dependerá de la cantidad de cables incluidos en la configuración, que a su vez suele estar determinada por la cantidad de energía que debe conducirse a través del propio sistema. Al igual que con la mayoría de los tipos de equipos eléctricos, un conjunto o mazo de cables debe cumplir con los estándares de seguridad establecidos por las agencias reguladoras y se inspecciona de forma rutinaria para detectar cualquier signo de desgaste que indique que ha llegado el momento de reemplazarlo.

Si bien la tecnología informática y otras herramientas modernas se utilizan a menudo en las etapas de diseño para crear un arnés de cables, la producción real del arnés normalmente todavía se realiza manualmente. Esto implica el ensamblaje cuidadoso de todos los componentes involucrados y la alineación adecuada de los alambres o cables incluidos en el diseño. A pesar del proceso de producción manual, el tiempo necesario para el montaje de un mazo de cables individual es relativamente corto, lo que permite a los fabricantes producir suficiente producto en un día de trabajo típico para rentabilizar el esfuerzo.