Una bonificación a menudo está relacionada directamente con el rendimiento, como generar más ventas o motivar a una línea de producción para que cumpla o supere una cuota.

A veces se otorga un pago de bonificación a un empleado como recompensa por un trabajo excepcional. Por lo general, en forma de efectivo, este tipo de compensación adicional se basa en el mérito y no forma parte de los ingresos regulares de una persona. Muchos propietarios de empresas y equipos de gestión desarrollan planes de incentivos para mejorar la moral y aumentar las ventas. Por ejemplo, se puede otorgar un pago de bonificación cuando se alcanzan o superan los objetivos de ventas. Los representantes de servicio al cliente a veces reciben un pago de bonificación cuando la empresa escucha comentarios positivos de los consumidores sobre los empleados.

Ofrecer un bono de ventas es una forma eficaz para que el propietario de un negocio aumente la moral y las ventas.

Los dueños de negocios a menudo usan este método para proporcionar un refuerzo positivo a un individuo cuando ha hecho un trabajo excepcionalmente bueno. Cuando la moral está alta y las personas están satisfechas con su entorno laboral, suelen proyectar actitudes positivas a lo largo de la jornada laboral. Desde ejecutivos de alto nivel hasta miembros del personal de limpieza, cada persona que representa a una empresa tiene el potencial de contribuir a su éxito general. Los asociados de ventas, los agentes de servicio al cliente, el personal de mano de obra y los gerentes pueden ser recompensados ??por su trabajo sobresaliente en forma de pago de bonificación.

Los pagos de bonificación se pueden utilizar para fomentar la competencia entre los equipos de ventas.

A veces, los empleados saben de antemano que hay un bono de incentivo disponible para que lo ganen, según criterios predefinidos. Incluso puede ofrecerse como parte de un desafío competitivo. Otras veces, el pago de un bono es una completa sorpresa para una persona. Sin un conocimiento avanzado de ello, un gerente puede acercarse a él, darle una palmada en la espalda y entregarle un bono que puede variar en valor.

Los dueños de negocios a menudo usan los pagos de bonificaciones para brindar un refuerzo positivo a una persona que ha hecho un trabajo excepcionalmente bueno.

Cuando un empleado se esfuerza por ayudar a los miembros del equipo o los clientes, la gerencia puede reconocer y apreciar sus esfuerzos. Por ejemplo, el tiempo personal dedicado a ayudar a un asociado a prepararse para una presentación de ventas puede no ser parte de la descripción del trabajo de una persona, pero al hacerlo, probablemente ayudó a la empresa a ganar un negocio importante. Cuando ocurren cosas como esta, los empleadores pueden recompensar a alguien con una bonificación al contado en forma de efectivo, una tarjeta de regalo u otra muestra de agradecimiento. Esto no solo refuerza el valor y el trabajo arduo de una persona, sino que también puede motivar a otros a hacer lo mismo.

Los pagos de bonificación generalmente se otorgan en forma de efectivo.

Ofrecer incentivos de ventas es otra forma eficaz de que el propietario de un negocio pueda aumentar la moral y, por supuesto, los ingresos. Muchas empresas que emplean a gerentes de ventas establecen metas de ventas difíciles pero alcanzables. Cuando un empleado alcanza el volumen de ventas objetivo, o lo excede, algunos empleadores ofrecen un pago de bonificación que equivale a un porcentaje del monto de ventas en exceso o una suma predeterminada.

Por ejemplo, si una persona debe vender $ 5,000 dólares estadounidenses (USD) por mes y excede su meta en $ 2,000 USD, un empleador puede pagarle un 10% adicional del monto excedente. En este escenario, el asociado de ventas ganaría $ 200 USD adicionales para compensarlo por trabajar más duro. La empresa no solo se beneficia con los ingresos adicionales que obtiene, sino que también lo hace el empleado.