Significado | Concepto | Definición:

Un pedal de acelerador es un dispositivo, utilizado en muchos tipos de vehículos, que permite al operador modular la potencia del motor de forma remota. Por lo general, se combina con un pedal de freno y, a veces, con un embrague, lo que permite al conductor controlar la velocidad del vehículo casi exclusivamente con los pies.

Por lo general, un pedal de acelerador se conecta directamente a un acelerador , ya sea mediante cables o, electrónicamente, a una computadora que ajusta mecánicamente el acelerador en función de la entrada del pedal.

El pedal del acelerador suele estar a la derecha del pedal del freno.

Comenzando con los primeros vehículos con motor, siempre ha existido la necesidad de que el conductor ajuste la potencia del motor para controlar la velocidad. En los motores de combustión interna de gasolina, el pedal del acelerador ajusta la cantidad de aire que ingresa a la cámara de combustión, regulando el suministro correspondiente de combustible mediante un carburador o inyección de combustible .

En los primeros diseños, el pedal en sí estaba directamente atado a una válvula de mariposa , ubicada en el carburador o en el cuerpo del acelerador , que podía dejar entrar más o menos aire.

La bomba del acelerador está integrada en el carburador de un motor.

Muchos motores modernos utilizan un sistema de accionamiento por cable , en el que no hay una conexión física directa entre el pedal y el acelerador. Más bien, la presión del pedal es traducida por una computadora, que regula la entrada de aire en respuesta a la entrada del conductor, mientras maximiza la eficiencia.

Los detractores de este diseño afirman que el conductor pierde cierto grado de control cuando se introduce una computadora en la ecuación, pero los fabricantes de automóviles sostienen que la tecnología ha llegado al punto en que no hay pérdida de lo que algunas personas denominan sensación del conductor .

El pedal del acelerador de un motor diesel funciona de manera diferente. En lugar de controlar el flujo de aire, ajusta la cantidad de combustible que ingresa a la cámara de combustión. En un motor diesel, es la compresión del combustible lo que hace que se encienda, a diferencia de la introducción de aire. Por lo tanto, no hay aceleración real. Para el conductor, sin embargo, el efecto de pisar el pedal es el mismo.

Los diseños del pedal del acelerador casi siempre se desarrollan de modo que el pedal en sí se pueda empujar hacia el piso con el dedo del pie del usuario o la parte superior del pie, mientras que el talón permanece en el piso. Esto permite un grado mucho mayor de control, ya que la articulación del tobillo puede modular la presión en lugar de la articulación de la cadera, que sería el caso efectivamente si todo el pie descansara sobre el pedal.

Los diseños también suelen ser mucho más estrechos en comparación con los pedales de freno, con la idea de que el freno debería ser más fácil de encontrar en caso de emergencia.

El pedal del acelerador a veces se combina con el embrague o el freno.