¿Qué es un posicionador manual?

Significado | Concepto | Definición:

Anuncios

Un posicionador manual es un equipo que se suele utilizar en diferentes tipos de fábricas, laboratorios e incluso en talleres de reparación de distintos tipos. Esencialmente, el dispositivo está destinado a ayudar en el proceso de trabajo con ciertos tipos de herramientas y materiales, lo que permite al usuario maniobrar o colocar los elementos involucrados en un proceso para que el trabajo se pueda realizar de manera rápida y eficiente mientras se protege el pozo. siendo de ese usuario. Se puede utilizar un posicionador manual en situaciones tan diversas como utilizar un rayo láser , mecanizar una pieza de metal, colocar una muestra para su visualización bajo un microscopio o incluso para enfocar una o más cámaras con fines de vigilancia.

Se puede usar un posicionador manual para colocar los portaobjetos para su visualización bajo un microscopio.

En la actualidad, se utilizan muchos tipos diferentes de posicionadores manuales, y cada uno tiene un diseño que es relevante para el uso previsto. Por ejemplo, un posicionador manual utilizado en un entorno de fabricación puede proporcionar la capacidad de ajustar el ángulo o una superficie de trabajo con facilidad, lo que permite al trabajador girar y mover la superficie para realizar diferentes tareas en un producto que se está ensamblando. De manera similar, un posicionador manual usado en una situación de laboratorio puede proporcionar una manera fácil de ajustar los portaobjetos que se están viendo bajo un microscopio, sin correr el riesgo de contaminar la muestra usando las manos para mover los portaobjetos dentro y fuera del área de visualización. En cualquier encarnación, la idea es mejorar la capacidad de realizar las tareas y, al mismo tiempo, minimizar los problemas de seguridad que de otro modo estarían presentes en la operación.

Anuncios

El uso de un posicionador manual a menudo requerirá cierta cantidad de entrenamiento. La complejidad de la operación dependerá del diseño del dispositivo. Con algunos, puede estar involucrada una serie de controles que pueden ser operados con las manos, los pies o una combinación de los dos. El movimiento del posicionador puede implicar la rotación, así como la capacidad de mover una superficie de trabajo hacia arriba o hacia abajo, o de lado a lado. Por lo general, se tiene cuidado para asegurarse de que el diseño permita un movimiento fácil en la dirección deseada, mientras que también permite bloquear el dispositivo una vez que se logra la posición ideal y mantener esa posición durante el tiempo que se desee.

El concepto de posicionador manual no es nuevo. Las primeras formas de este tipo de dispositivos se remontan a los primeros años de la Revolución Industrial. Las encarnaciones contemporáneas de este equipo a menudo se basan en diseños que surgieron a mediados y finales del siglo XX, y han demostrado ser invaluables en muchas aplicaciones diferentes, que van desde la investigación científica hasta la creación de productos en una línea de montaje .

 

Subir