Un probador de anticongelante es un dispositivo pequeño y portátil que ayuda a verificar el anticongelante y el refrigerante. Normalmente, los propietarios de automóviles lo utilizan para determinar el punto de congelación del anticongelante de su vehículo. En los meses de invierno, puede advertir al automovilista de un congelamiento inminente; en verano, puede advertir de puntos de ebullición.

Los refractómetros son ideales para todo tipo de anticongelantes, sin importar la marca.

Esta herramienta es ideal para personas interesadas en actividades de automoción y “hágalo usted mismo”. Proporciona una alternativa simple y eficiente a llevar un vehículo a un taller de reparación de automóviles u otro tipo de taller de servicio. Los automovilistas pueden simplemente buscar este dispositivo relativamente barato, aplicarlo y recuperar la información por sí mismos.

Cada marca de dispositivo de prueba de anticongelante puede funcionar de manera diferente. Algunos dispositivos usan bolas flotantes para ayudar a advertir a los propietarios de vehículos sobre los puntos de congelación y pueden emplear números y puntos para ayudar a entregar la información deseada. Los discos, las herramientas de aumento incorporadas, la legibilidad en grados Celsius y Fahrenheit y los barriles de plástico transparente pueden hacer que el uso de un probador de anticongelante sea lo más fácil posible. Las características como la longitud de la cola y la durabilidad del bulbo también pueden variar entre las marcas. Sin embargo, cada marca de dispositivo generalmente puede funcionar con fluidos fríos o calientes y puede verificar los fluidos directamente en los sistemas de desbordamiento de refrigerante o radiadores.

Al determinar qué tipo de probador de anticongelante es apropiado comprar, primero se debe verificar si hay restricciones en el dispositivo en términos de anticongelante o tipo de refrigerante. Es posible que algunos dispositivos solo puedan verificar ciertos tipos de anticongelante o refrigerante, como los que se basan en propilenglicol . Si un automovilista usa un tipo de anticongelante que puede describirse como a base de etilenglicol, tendrá que buscar un dispositivo capaz de probar ese tipo de anticongelante.

El probador de anticongelante ideal proporciona resultados de punto de ebullición y enfriamiento rápidos y precisos. Además, un probador de anticongelante puede hacer otras cosas como probar la acumulación o depósitos de óxido o sedimentos. También pueden dar una idea de la eficacia del líquido refrigerante; por ejemplo, puede decirles a los automovilistas si sus vehículos están realmente sobreprotegidos por una solución de anticongelante que es demasiado potente. Para aquellos que simplemente no quieren la molestia de tener que encontrar un probador de anticongelante que sea compatible con una solución anticongelante específica, comprar un refractómetro puede ser una alternativa viable. Los refractómetros son universales y funcionan con todo tipo de anticongelante; también pueden ayudar a determinar la viabilidad del ácido de la batería y del líquido limpiaparabrisas .