Significado | Concepto | Definición:

Un depósito de aire es una parte esencial de un sistema de aire comprimido . El receptor es el componente de un sistema de suministro de aire comprimido que almacena el aire producido por el compresor. El receptor también actúa como un amortiguador para ayudar a regular la demanda de aire frente a la cantidad de aire que se utiliza aguas abajo del receptor. Los sistemas de aire comprimido se utilizan en la industria, garajes, fábricas, líneas de montaje y muchos otros lugares. Al usar aire comprimido, los trabajadores pueden operar herramientas, limpiar espacios de trabajo y construir productos de manera más eficiente.

Un receptor de aire juega un papel integral en un sistema de compresor que se utiliza para alimentar herramientas neumáticas.

Un propósito de un receptor de aire es ayudar a modular la demanda de aire desde el compresor hasta el usuario final del aire comprimido. Dado que la mayoría de los sistemas están diseñados para que la salida máxima del compresor de aire exceda la máxima demanda posible por parte del usuario final, un receptor de aire ayudará a almacenar el exceso de aire que no está siendo utilizado inmediatamente por el usuario final. Esto permite que el compresor funcione con menos frecuencia porque no tiene que encenderse y apagarse constantemente a medida que se agota el aire del sistema. Piense en el receptor como una jarra de un galón de agua en el refrigerador; en lugar de abrir el grifo por cada vaso de agua, es posible simplemente llenar la jarra y llenar con ella. Un receptor de aire funciona exactamente de la misma manera.

Las plantas de fabricación y las líneas de montaje suelen utilizar receptores para regular el aire disponible para las herramientas neumáticas.

Otro papel importante de un receptor de aire es igualar las diferencias de presión del ciclo de encendido / apagado del compresor. Cuando el compresor se enciende, la presión es alta y cuando se apaga y el aire comienza a agotarse del sistema, la presión cae. Al ayudar a mantener un suministro constante de aire a una presión constante, un receptor de aire actúa como un dispositivo regulador de presión; ayuda a mantener la presión estable durante el cambio de alta a baja presión a medida que se agota el aire y, a la inversa, de baja a alta presión cuando el compresor se enciende. Esto ayuda a evitar el desgaste del sistema de aire, el compresor y las herramientas en el punto de uso.

Los receptores de aire son una parte integral de cualquier sistema de aire comprimido. Estos receptores a menudo se verán al final de la línea cerca del punto de uso. A veces, un sistema tendrá dos receptores: uno colocado al principio del sistema y un segundo receptor más cerca del usuario final.