Un reloj atómico es un reloj de pulsera que se controla por radio para mantener la hora más precisa en la tierra. Nunca es necesario configurar la hora o la fecha de un reloj atómico porque recibe una señal de radio de baja frecuencia todas las noches que lo mantiene en perfecta sincronización con el reloj atómico de EE. UU. En Colorado.

Mantener un reloj atómico en una caja fuerte puede bloquear la capacidad del reloj para encontrar una señal.

Un reloj atómico es útil porque se ajusta automáticamente al horario de verano (DST), a menudo mal pronunciado como horario de verano, años bisiestos e incluso segundos bisiestos. Contiene una antena interna y un programa que está configurado para buscar una vez al día la señal de radio de 60 kHz emitida por el transmisor WWVB en Ft. Collins. Cuando encuentra la señal, decodifica el tiempo y luego se configura. Robo. El transmisor Collins tiene un radio de 1.864 millas (3.000 km), lo que lo hace disponible para la mayor parte de los Estados Unidos con la excepción de Hawai y Alaska.

Estar demasiado cerca de las líneas eléctricas puede afectar la capacidad de un reloj atómico para encontrar una señal.

Si viaja al extranjero con un reloj atómico, seguirá funcionando como reloj de cuarzo, pero no recibirá actualizaciones controladas por radio. Si bien Europa tiene sus propios relojes atómicos, la frecuencia del transmisor que se usa en Europa difiere de la que se usa en los Estados Unidos.

Un reloj atómico tiene una configuración de modo diferente para cada zona horaria.

Un reloj atómico tiene una configuración de modo diferente para cada zona horaria. Cuando el reloj recibe la señal de radio del reloj atómico, también lee su programa interno que almacena la configuración de la zona horaria. Luego traduce la hora atómica a la zona horaria adecuada. Por lo tanto, si viaja a otra zona horaria, es posible que deba cambiar manualmente la configuración de la zona horaria del reloj. Para que el reloj atómico conozca la zona horaria automáticamente, necesitaría un GPS integrado .

Inicialmente, los relojes atómicos eran digitales con carcasas de plástico de estilo deportivo.

Muchos relojes atómicos tienen una función que le permite ver cuándo se sincronizó por última vez. También puede decirle manualmente que busque la señal de radio; de lo contrario, el reloj suele estar programado para buscar la señal en medio de la noche cuando la interferencia de radio es mínima.

Ciertos factores pueden bloquear la capacidad de un reloj atómico de encontrar la señal en una noche determinada, como estar en un edificio con un blindaje excesivo, mantener el reloj en una caja fuerte, colocarlo junto a equipos electrónicos que emiten interferencias o estar demasiado cerca. a las líneas eléctricas. Sin embargo, el reloj debe continuar buscando la señal cada noche, por lo que incluso si solo se sincroniza dos veces por semana, seguirá funcionando con mucha precisión.

El Instituto Nacional de Estándares y Tecnología (NIST) es responsable del Reloj Atómico de Fuente de Cesio NIST-F1 en Ft. Collins que se utiliza en la mayoría de los relojes atómicos. El NIST-F1 mantiene un tiempo tan preciso que se ha calculado matemáticamente para que sea preciso en menos de 1 segundo cada 30 millones de años. A diferencia de los relojes anteriores que dependían de las oscilaciones de cuarzo para medir un segundo verdadero, el reloj atómico se basa en principios de la mecánica cuántica y es parte de un grupo internacional de relojes atómicos que mantienen la hora universal.

Un reloj atómico puede funcionar con pilas o con energía solar. Dado que el reloj generalmente no tiene vástago para ajustar manualmente la hora, después de un cambio de pila, el reloj no mostrará la hora correcta hasta que encuentre la señal de radio y se ajuste solo. Si lo inicia manualmente para buscar la señal, esto podría ocurrir en unos minutos, o si no puede encontrar la señal, podrían pasar algunos días para comenzar a mostrar la hora correcta nuevamente.

Inicialmente, los relojes atómicos eran digitales con carcasas de plástico de estilo deportivo, pero también se encuentran disponibles relojes analógicos con carcasas de acero inoxidable . Los relojes son relativamente económicos y están ampliamente disponibles. También se les conoce como relojes de radiocontrol o relojes con receptor de ondas. Si necesita o aprecia la hora exacta, ¡no hay reloj más preciso que un reloj atómico!

Los relojes tradicionales utilizan un sistema de engranajes y poleas para mantener el tiempo.