Un repetidor de radioaficionado es un dispositivo que conecta una señal de radio FM débil a una señal VHF más fuerte y la transmite a cientos de millas. Al vincular varias de estas estaciones repetidoras de radioaficionado, un operador de radioaficionado puede literalmente hablar con alguien en cualquier parte del mundo con un transmisor de radio portátil débil.

Los radioaficionados funcionan con frecuencias detectadas desde el espacio a través de radiotelescopios.

Los radioaficionados o los radioaficionados pueden enviar mensajes y comunicarse con otros radioaficionados en todo el mundo con equipos de radio de mínima potencia. Muchos radioaficionados pertenecen a clubes locales, que financian un repetidor de radioaficionados y lo vinculan con otros clubes para ampliar la intensidad de la señal de los equipos de radio de sus miembros.

Los astronautas de la Estación Espacial Internacional dan la bienvenida a las transmisiones de radioaficionados.

El código Morse utiliza codificación de mensajes reconocida internacionalmente y, debido en parte a las estaciones repetidoras de radioaficionados, las comunicaciones pueden existir entre personas de diferentes países y diferentes idiomas en todo el mundo. En los Estados Unidos, a los operadores de radioaficionados se les solía exigir que pasaran una prueba de competencia que demostrara la capacidad para comprender y transmitir el código Morse antes de obtener la licencia. Estados Unidos eliminó este requisito en 2007.

El repetidor de radioaficionado permite a los radioaficionados comunicarse con la estación espacial internacional. Muchos de los astronautas también son radioaficionados y agradecen la comunicación. La radioafición ha difundido el mensaje de clima peligroso, desastres, eventos mundiales e incluso noticias de guerra a personas de todo el mundo. Incluso ha habido comunicaciones de soldados que se temían muertos que han aliviado las preocupaciones de las familias en muchas naciones.

Al comunicarse en una frecuencia de radioaficionado, es importante recordar que no es una radio CB. No se permiten lenguaje como 10-4 o breaker-breaker. Es imperativo que la comunicación utilizada se entienda en todo el mundo. Utilice palabras como “Emergencia, emergencia, emergencia” para informar un evento de emergencia. Este tipo de lenguaje es reconocido mundialmente.

La mayoría de las torres repetidoras de radioaficionados están ubicadas en lo alto de una colina. Esto permite que la torre transmita y reciba con una mínima interferencia. El repetidor de radioaficionado recibe y transmite señales al mismo tiempo, haciendo que una transmisión sea continua sin interrupción. Las ondas de radio viajan aproximadamente a la velocidad de la luz, lo que permite informar casi instantáneamente de una acción en todo el mundo.

Cuando se registre por primera vez en el aire, escuche para verificar que el repetidor de radioaficionado no esté siendo utilizado por otra persona. Cuando esté seguro de que el repetidor no está en uso, indique el distintivo de llamada del transmisor que se está utilizando y el distintivo de llamada del operador al que se pretende llegar con el mensaje. Si no se establece ningún contacto, repita el mensaje. Una vez que se haya establecido el contacto, complete la comunicación. Siempre despeje el aire cuando se complete la comunicación.