Significado | Concepto | Definición:

Un sensor de temperatura inalámbrico es un dispositivo que se usa para medir y transmitir información de temperatura sin el uso de cables o alambres. Este sensor se basa en un microprocesador alimentado por batería, que captura información de temperatura y humedad del área cercana. Luego, la unidad usa ondas de radio para enviar estos datos a un receptor central o termostato. Se puede utilizar un sensor de temperatura inalámbrico tanto en entornos residenciales como comerciales para mantener un entorno cómodo y eficiente.

Un termostato que recibe datos de temperatura de un sensor inalámbrico.

Una de las aplicaciones de sensores de temperatura inalámbricos más básicas implica el uso de estos sensores junto con una estación meteorológica doméstica o un panel de visualización digital. Las casas con un panel de control central a menudo proporcionan información diversa al propietario, incluida la temperatura dentro de las áreas interiores y exteriores de la estructura. Al colocar sensores de temperatura inalámbricos en estas áreas, el propietario puede monitorear rápida y fácilmente los niveles de humedad o temperatura en estos espacios. Esto puede ayudar a los usuarios a decidir qué ponerse cada día en función de las temperaturas exteriores, o alertar al usuario del exceso de humedad en los sótanos o garajes. Estos sensores son particularmente importantes en sistemas de cine en casa o bodegas, donde la temperatura y la humedad deben mantenerse dentro de un rango específico.

Se puede utilizar una estación meteorológica como sensor de temperatura inalámbrico.

También se puede utilizar un sensor de temperatura inalámbrico para ayudar a controlar el sistema de calefacción, ventilación y aire acondicionado ( HVAC ) de la casa. Cada sensor transmite información de temperatura y humedad a un termostato o receptor central, que indica al sistema HVAC que se ajuste en función de los ajustes preprogramados. En hogares equipados con servicio de Internet inalámbrico, el sensor de temperatura inalámbrico también se puede utilizar para transmitir información de temperatura a ubicaciones remotas. Esto le permite al propietario mantener el ambiente de la casa mientras está de vacaciones, o preparar una casa de vacaciones para ocuparla.

En un edificio comercial, el sensor de temperatura inalámbrico juega un papel importante en el sistema de automatización de edificios (BAS). Los programas BAS permiten que los equipos de mantenimiento monitoreen y ajusten todos los sistemas de HVAC, eléctricos, de seguridad y otros mediante una computadora central. Normalmente, se instalan varios sensores inalámbricos en todo el edificio para medir las condiciones de temperatura y humedad. Estos sensores envían una señal al BAS cuando las condiciones no son óptimas, lo que alerta al personal de mantenimiento para que ajuste el HVAC u otros sistemas según sea necesario.

Los sensores de temperatura inalámbricos brindan una serie de ventajas sobre las unidades cableadas tradicionales. Estos dispositivos eliminan la necesidad de cables o cableado entre el sensor y el termostato principal o el panel de control. Esto permite una fácil instalación sin necesidad de alterar las paredes y techos existentes. Cuando se usan correctamente, estos sensores sirven como una forma simple pero efectiva de maximizar la eficiencia energética y la comodidad mientras mantienen los costos de calefacción y enfriamiento al mínimo.