Significado | Concepto | Definición:

Un soldador es una herramienta que está diseñada para usarse en soldadura. La soldadura se usa clásicamente para unir dos piezas de metal para crear una unión, aunque los plásticos también se pueden soldar. Los soldadores proporcionan una fuente controlada de calor que se puede utilizar para manipular los materiales utilizados en el proceso de soldadura para lograr el objetivo deseado de una unión suave y limpia. Soldar es bastante fácil de hacer y se enseña regularmente en las clases de electrónica de la escuela secundaria.

Se utiliza un soldador para moldear materiales juntos.

Al soldar, se funde una aleación de metal altamente dúctil conocida como soldadura , que se fusiona con el metal que se va a unir. Cuando la soldadura se enfría, se crea una unión firme. Al desoldar , la junta se calienta para romper las uniones y quitar la soldadura, como se puede hacer cuando algo necesita ser ajustado o reiniciado. En ambos casos, se utiliza un soldador para controlar el proceso.

Los soldadores se utilizan comúnmente para fusionar cables y componentes electrónicos en placas de circuito.

Los soldadores adoptan clásicamente la forma de una varilla de metal unida a un mango aislado. Con electricidad o gas, la varilla se calienta y el calor se concentra en la punta. Se coloca una pequeña cantidad de soldadura en la punta para calentar, y el hierro se usa para aplicar cuidadosamente la soldadura fundida a la unión y para suavizar la unión. Este proceso también requiere fundente, un material que evita que la soldadura adquiera impurezas. Es especialmente preocupante la oxidación, que puede comprometer la resistencia de la unión soldada.

A través de una sesión de uso, la punta del soldador se irá ensuciando gradualmente con soldadura, fundente e impurezas. Debe limpiarse, cuando se puede hacer limpiando la punta con una esponja especializada. Después de la limpieza, se aplica una nueva capa de soldadura para evitar la oxidación de la punta. A veces, las personas pueden controlar la temperatura del soldador para lograr un rango de temperatura deseado, lo que permite un mayor control sobre el proceso.

Trabajar con un soldador requiere cierto cuidado, porque la punta se calienta y puede volverse peligrosa. Muchas personas trabajan con un soporte o estación de trabajo que les permite apoyar el soldador en un soporte seguro. El control del calor es importante, al igual que la conciencia de cuánto tiempo tarda el dispositivo en calentarse y enfriarse. Algunos se calientan y enfrían muy rápidamente, mientras que otros pueden requerir unos minutos para calentarse y enfriarse. Es importante evitar tocar la punta mientras está caliente.