Significado | Concepto | Definición:

Un tapón de bolsa es un dispositivo de plomería que se usa para sellar rápida y fácilmente una tubería de plomería para detener fugas. Estas bolsas inflables encajan en una abertura relativamente pequeña dentro o alrededor de la tubería, y luego se pueden inflar para llenar todo el diámetro de la tubería y detener el flujo de líquido, gas o escombros. Los tapones de bolsa evitan que los plomeros corten una tubería mientras realizan algunos tipos de reparaciones y reducen el tiempo dedicado a buscar fugas y otras áreas problemáticas. A diferencia de muchos otros tipos de tapones, un tapón de bolsa detiene el flujo casi instantáneamente, lo cual es particularmente importante durante una emergencia de plomería o una situación de fuga de gas.

Trabajador

Cada tapón de bolsa debe elegirse en función del tipo de material contenido dentro de la tubería. Las tuberías que contienen materiales gaseosos o desechos sólidos requieren un diseño de tapón de bolsa redonda. Estos materiales sólidos a menudo incluyen hojas o partículas de tierra que quedan atrapadas dentro del sistema de plomería. El tapón de la bolsa evita que estas partículas pasen por el sistema y causen daños a los accesorios de plomería u otros dispositivos hasta que se puedan eliminar los escombros. Los tapones de bolsas redondas también impiden que los ingredientes sólidos contaminen los productos terminados si se comete un error durante la producción industrial.

Debido a la alta presión involucrada en la mayoría de las aplicaciones de plomería líquida, a menudo es más difícil bloquear el flujo de líquido. La mayoría de los escenarios líquidos requieren un tapón de bolsa cilíndrico en lugar de uno redondo. Estas unidades cilíndricas se extienden más a lo largo de la tubería para soportar mejor la presión y reducir el riesgo de fugas.

Las tuberías de desagüe o alcantarillado muy grandes requieren tapones resistentes del tamaño adecuado para cada tubería. También hay disponibles tapones de bolsa especiales para materiales corrosivos, aplicaciones de alta presión y temperaturas extremas. Los fabricantes utilizan materiales como caucho o vinilo para producir estas bolsas, aunque es posible que se necesiten materiales compuestos para una mayor durabilidad y resistencia en algunas aplicaciones.

Los plomeros usan una bomba incorporada para inflar la bolsa una vez que se ha instalado dentro de la tubería. Las unidades básicas utilizan tubos de goma o metal para conectar una pequeña bomba de mano a la bolsa. Las unidades muy grandes pueden requerir un compresor de aire o un sistema de bomba a gran escala.

En la mayoría de las situaciones, los tapones para bolsas solo funcionan cuando se usan de forma temporal. Constituyen una opción eficaz para bloquear el flujo en una tubería durante las pruebas o reparaciones de sistemas. Estos dispositivos también ayudan a detener el flujo si el agua se contamina debido a derrames biológicos o químicos, o por cualquier otra causa. El tapón de la bolsa evita que el agua contaminada llegue a los consumidores y los enferme antes de que se pueda solucionar el problema.