Se puede usar un termómetro de refrigerador para verificar la temperatura de un cajón para verduras.

Los termómetros de frigorífico son dispositivos de monitorización que proporcionan información en tiempo real sobre la temperatura actual en el compartimento principal de un frigorífico o la sección de congelación. Si bien los refrigeradores modernos están equipados con un termostato, la mayoría no brindan la capacidad de leer la temperatura exacta. Al comprar un termómetro para refrigerador, es posible verificar la temperatura de un refrigerador en los cajones para verduras, el compartimiento principal o el congelador con facilidad.

Los primeros modelos del termómetro para refrigerador eran diseños simples que se asemejaban a un termómetro de pared estándar montado en una base. El dispositivo se colocó en un estante en la parte trasera del compartimento principal. Al abrir la puerta, fue posible determinar si la temperatura actual era lo suficientemente fría como para conservar los alimentos adecuadamente.

Si bien todavía hay modelos de termómetro para refrigerador que son ideales para colocar en un estante, el diseño se ha simplificado mucho. Muchos modelos ahora cuentan con una lectura digital que proporciona información sobre la temperatura actual en lecturas Celsius y Fahrenheit. Estas versiones digitales se alimentan con una simple batería de litio similar a los modelos que se utilizan para alimentar controles remotos y pequeños electrodomésticos similares.

Algunas versiones modernas del termómetro para frigoríficos hacen más que proporcionar una lectura de temperatura en tiempo real. Con la capacidad de almacenar lecturas a lo largo del tiempo, es posible revisar el rango de temperaturas presentes en el refrigerador durante un período de tiempo. Esta función es especialmente útil si existe alguna sospecha de que el aparato no funciona correctamente.

Junto con los diseños de termómetros de refrigerador para colocar en un estante, también hay modelos que pueden fijarse a una pared interior. A menudo, estos tipos están equipados con una simple ventosa que permite que el termómetro se adhiera a la pared o incluso a la puerta del refrigerador. Otros diseños utilizan una construcción simple de Velcro que mantiene el termómetro firmemente en su lugar.

Dependiendo de la gama de funciones asociadas con el termómetro del refrigerador, el dispositivo puede ser relativamente económico. Los modelos más simples se encuentran en la sección de cocina de muchas tiendas minoristas de descuento. Los diseños que incluyen almacenamiento de memoria son algo más costosos y se pueden comprar en tiendas para el hogar y puntos de venta de suministros para restaurantes. Todas las versiones del termómetro para frigoríficos son resistentes al frío y la humedad, lo que las hace ideales para su uso en cualquier compartimento del frigorífico.