Un transceptor de red automatizada de controlador (CAN) es un componente que permite la comunicación entre las partes digitales de una red. Se utilizan con frecuencia en dispositivos mecánicos donde el entorno hostil puede ser destructivo para el funcionamiento adecuado de un transceptor típico. Una de las piezas de maquinaria más comunes para usar un transceptor CAN es el automóvil estándar, para el cual se inventó la tecnología CAN.

Mujer sosteniendo un libro

Los transceptores son dispositivos electrónicos que combinan transmisores y receptores en componentes individuales. En consecuencia, un transceptor puede enviar y recibir datos hacia y desde otras partes de un circuito. Muchos dispositivos electrónicos cuentan con un transceptor de una forma u otra. Debido a la amplia variedad de necesidades que se pueden satisfacer utilizando transceptores, actualmente existen muchos tipos en el mercado. Los diferentes tipos varían según el tipo de señal que envían (analógica o digital), si están diseñados para ser portátiles o no, la cantidad de energía que requieren y otras características.

Las principales características de un transceptor CAN son que es de alta potencia, portátil dentro de su dispositivo y puede ser digital o analógico. Puede funcionar dentro de un amplio intervalo de temperaturas y la cantidad de energía que necesita para funcionar varía entre aproximadamente 3 y 5 voltios. El transceptor CAN estándar generalmente está diseñado para funcionar correctamente incluso cuando se somete a sobretensiones y pérdida de conexión a tierra. La mayoría de los transceptores y otros dispositivos electrónicos no pueden funcionar correctamente en estas condiciones.

Los transceptores CAN funcionan dentro de un dispositivo a través de una serie de nodos. Estos nodos se comunican libremente entre sí y no están controlados por un procesador centralizado u otro dispositivo. Cuando el transceptor está activo, un nodo enviará una señal a todos los demás nodos conectados. Si la señal es apropiada para la función de un nodo individual, recibirá y procesará la señal. Los nodos que no están diseñados para interpretar esa señal específica no se ven afectados.

Hay muchas opciones para elegir al comprar un transceptor CAN. Hay tipos específicos de transceptores CAN disponibles para su compra en línea en muchos sitios web. Los compradores primero deben tener en cuenta el tipo de máquina en la que se instalará su transceptor CAN. A partir de ahí, deben considerar los requisitos específicos de la máquina y hacerlos coincidir con el transceptor adecuado. Aunque la mayoría de los transceptores CAN son capaces de resistir una amplia variedad de impactos y peligros ambientales, los compradores deben asegurarse de que el transceptor que seleccionen pueda funcionar en el entorno en el que se necesita.