Significado | Concepto | Definición:

Un tubérculo es un nódulo pequeño y redondo que crece en la piel, el hueso o las membranas. Los tubérculos pueden desarrollarse en varios sitios del cuerpo, incluidos la boca, los brazos, las piernas, las orejas y los pulmones. Cuando se unen al hueso, los tubérculos cumplen la función de conectar los ligamentos al músculo. El más común de ellos es el tubérculo tibial , que es la pequeña protuberancia debajo de la rótula. Otros tubérculos, como los que se encuentran en los pulmones, suelen ser sitios de enfermedad.

Un tubérculo tibial es la protuberancia ósea que se encuentra en la parte frontal de la tibia.

Los tubérculos en la boca se encuentran en las cúspides de los dientes, generalmente en el último molar del maxilar superior. También se pueden encontrar en otras áreas, como en los caninos. Las encías generalmente cubren un tubérculo en la boca y, si bien generalmente no causa ningún problema de salud, se puede extirpar quirúrgicamente.

Un tubérculo tibial se encuentra justo debajo de la rótula, que también se llama rótula.

En los brazos, hay dos tubérculos prominentes: el tubérculo mayor y el tubérculo menor. Ambos se encuentran en el húmero , el hueso más largo de la extremidad superior del cuerpo. El tubérculo mayor, aunque más grande que el menor, no es tan prominente.

Están separados por un largo surco que sujeta el tendón del bíceps. El tubérculo menor conecta un músculo grande llamado subescapular al frente de la articulación del hombro.

La tuberculosis suele vivir y prosperar en los pulmones, aunque puede diseminarse a otras áreas.

Un tubérculo tibial es la protuberancia ósea en la parte frontal del hueso de la tibia en la pierna. Este nódulo conecta una serie de pequeños huesos, tendones y músculos que permiten que la rodilla se extienda en diferentes rangos.

Muchas veces, este es el sitio de lesiones relacionadas con el deporte, ya que saltar, correr o andar en bicicleta ejercen presión sobre el punto de extensión. Las fracturas por avulsión son lesiones comunes en esta área del cuerpo y ocurren cuando la porción del tubérculo se desprende de la tibia.

Los síntomas de la tuberculosis pueden incluir tos.

Dentro de las membranas de los pulmones, los tubérculos son un asunto mucho más serio. Aquí, también se conocen como nódulos tuberculosos y se desarrollan como resultado de la exposición a micobacterias que causan tuberculosis (TB).

La tuberculosis es un virus transmitido por el aire que afecta los pulmones, pero también puede infiltrarse en otras áreas del cuerpo. Cuando las bacterias se desarrollan dentro de los pulmones, se forman tubérculos pequeños y duros. Los síntomas de la enfermedad incluyen tos con sangre, fiebre, pérdida de peso y pérdida del apetito.

Un tubérculo de tibia puede ocurrir como resultado de lesiones relacionadas con el deporte.

Si bien se dispone de tratamiento médico para la tuberculosis, los pacientes deben someterse a cuarentena para evitar la propagación de la enfermedad, y el tratamiento suele ser prolongado. La mayoría de los medicamentos que se utilizan para tratar la tuberculosis se recetarán durante al menos seis a nueve meses. Esto se debe en parte al hecho de que Mycobacterium tuberculosis es un organismo de crecimiento lento y difícil de erradicar.

La tuberculosis es un virus transmitido por el aire altamente infeccioso.

Los tubérculos en la boca se encuentran generalmente en el último molar del maxilar superior.

Los tubérculos que se encuentran en los pulmones suelen ser sitios de enfermedad.

Correr puede afectar negativamente a los tubérculos tibiales de la pierna.