Todo lo que necesitas saber sobre el vendaje de presión: características, usos y beneficios

Anuncios

Un vendaje de presión es una forma de vendaje que está destinado a comprimir una herida para evitar una pérdida excesiva de sangre. Idealmente, el vendaje puede detener o ralentizar el sangrado lo suficiente como para permitir que se produzca una coagulación sanguínea normal. Estos vendajes se utilizan comúnmente en situaciones en las que los primeros auxilios son necesarios para preservar la salud, o incluso la vida, antes de que llegue la ayuda profesional. Generalmente, se coloca un vendaje de presión sobre una gasa que puede absorber la sangre y aplicar más presión a la herida. Estos vendajes son particularmente útiles cuando una persona sufre una herida en una de sus extremidades, ya que la venda se puede envolver fácilmente alrededor de la extremidad.

Un profesional médico que envuelve la rodilla de una persona con un vendaje de presión.

Se puede aplicar un vendaje de presión a una variedad de diferentes tipos de heridas que causan sangrado. Los vendajes pequeños, por ejemplo, pueden detener rápidamente el sangrado de pequeños cortes y otras heridas menores , especialmente en los dedos de las manos, los pies y otras áreas difíciles de vendar. Una vez que se detiene el sangrado, protegen el área herida de la exposición al exterior, lo que podría provocar un nuevo sangrado o una infección. Los vendajes más grandes que se usan junto con una gasa son eficaces para tratar heridas más grandes y graves. También cumplen la doble función de detener el sangrado y proteger la herida hasta que se pueda limpiar adecuadamente.

Anuncios

Un vendaje de presión funciona de manera similar a un vendaje de crepé, ya que se envuelve firmemente alrededor del área afectada para brindar apoyo y seguridad.

Aprender a aplicar un vendaje de presión es importante para quienes desean desarrollar habilidades de primeros auxilios . A menudo, uno debe responder rápidamente para detener el sangrado antes de que la pérdida excesiva de sangre pueda causar problemas graves, como disminución de la presión arterial o del volumen. Para aplicar un vendaje de presión, primero intente controlar el sangrado presionando un grupo de gasa sobre la herida. A continuación, envuelva la herida y la gasa con un vendaje. Es aceptable usar una cantidad generosa de vendaje para aplicar suficiente presión y mantener la gasa en su lugar.

Idealmente, un vendaje compresivo puede detener o ralentizar el sangrado lo suficiente como para permitir que se produzca una coagulación sanguínea normal.

Durante la aplicación del vendaje de presión, a veces puede ser útil para la persona herida mantener la gasa en su lugar mientras otra persona envuelve la herida con el vendaje. Una vez que se ha aplicado el vendaje, la persona herida debe, si es posible, elevar la herida por encima de su corazón para reducir el flujo de sangre a esa zona. Se debe aplicar presión constante en el área herida durante este tiempo para asegurar que se detenga el sangrado. Después de aplicar un vendaje de presión, es importante buscar ayuda médica de inmediato para evitar más complicaciones y limpiar adecuadamente la herida.

Anuncios

Se usa un vendaje de presión para evitar una disminución brusca de la presión arterial o el volumen.

 

Mira estos Artículos

Subir