Significado | Concepto | Definición:

Las arterias son una parte importante del sistema circulatorio en el cuerpo, encargadas de llevar sangre desde el corazón para abastecer al resto del cuerpo. Una arteria coronaria trabaja para suministrar sangre al músculo cardíaco, asegurando que funcione normalmente y contribuyendo a una circulación sanguínea eficiente.

Las arterias coronarias son vasos sanguíneos resistentes , pero, no obstante, pueden estar sujetas a debilitamiento y pérdida de función debido a enfermedades, estilos de vida poco saludables o simplemente a la edad.

Un diagrama de la aorta.

El sistema de arterias coronarias a menudo se divide en dos arterias principales que se ramifican desde la aorta , el principal vaso sanguíneo que extrae sangre del corazón.

La arteria coronaria derecha lleva sangre a la cámara superior derecha del corazón, mientras que la izquierda lleva sangre a la cámara superior izquierda del corazón. Una, o en ocasiones ambas, arterias también se conectan a una arteria cardíaca central llamada arteria interventricular posterior.

Si el vaso coronario derecho se une a esta arteria, el sistema se denomina “dominante derecho”. Las estadísticas varían, pero la mayoría de los expertos sugieren que una gran mayoría de humanos tiene un corazón dominante derecho.

El grupo restante tiene corazones que unen el vaso coronario izquierdo a la arteria interventricular posterior, o que tienen ambas arterias coronarias unidas y que comparten la función.

Un diagrama que muestra la composición de un vaso sanguíneo, como una arteria.

El daño o el bloqueo de las arterias coronarias es un problema de salud importante, ya que el corazón no puede funcionar sin un suministro de sangre adecuado. Dado que el corazón es la principal fuente de sangre oxigenada para todo el cuerpo, un daño grave a las arterias coronarias puede conducir rápidamente a complicaciones peligrosas y fatales. El problema de salud más común que involucra este componente circulatorio vital se llama enfermedad de las arterias coronarias o CAD.

La anatomía de un ataque cardíaco, causado por un bloqueo en la arteria coronaria izquierda.

La CAD es la principal causa de muerte en los Estados Unidos y, además de las afecciones asociadas, se considera que son las principales causas de muerte en todo el mundo.

La enfermedad se caracteriza por un estrechamiento de las arterias y bloqueos causados ​​por la acumulación de tejido graso. Algunas afecciones asociadas con la CAD incluyen hipertensión o presión arterial alta , angina y ataques cardíacos.

Las arterias coronarias pueden debilitarse debido a estilos de vida poco saludables.

El adelgazamiento y la acumulación que provocan complicaciones en las arterias coronarias pueden ser el resultado de una variedad de factores. Los médicos sugieren que el estilo de vida, la genética e incluso el medio ambiente pueden contribuir al desarrollo de CAD. Además, dado que la enfermedad generalmente se desarrolla muy lentamente, el primer signo de enfermedad de las arterias coronarias puede ser un ataque cardíaco potencialmente mortal o incluso fatal .

Se cree que algunas personas tienen un mayor riesgo de desarrollar bloqueos arteriales como CAD, incluidos los diabéticos, los fumadores, las personas con presión arterial alta o niveles altos de colesterol y las personas que se consideran obesas.

Dependiendo de la presencia de factores o síntomas que aumentan el riesgo, como dolor en el pecho por presión arterial alta, los médicos pueden realizar varias pruebas de diagnóstico para determinar si hay CAD y determinar el curso de acción adecuado.

Estas pruebas pueden medir la frecuencia cardíaca en reposo y actividad, o comprobar que la cantidad de sangre que bombea a través del músculo es adecuada. Si la CAD parece estar afectando la función cardíaca, existen muchas opciones de tratamiento disponibles.

Los cambios en el estilo de vida, como dejar de fumar, perder peso y mantener una dieta saludable y un régimen de ejercicio, a menudo se recomiendan para evitar daños mayores. Los médicos también tienen una variedad de medicamentos disponibles para tratar la afección y reducir la posibilidad de complicaciones potencialmente fatales, como un ataque cardíaco.

También existen algunas cirugías que pueden eliminar la obstrucción de las arterias o permitir conductos sanguíneos alternativos al corazón. Aunque muchos de estos tratamientos conllevan riesgos, los procedimientos exitosos pueden conducir a una mayor función de las arterias coronarias y ayudar a garantizar un futuro más saludable.

La arteria coronaria trabaja para suministrar sangre al músculo cardíaco.