Significado | Concepto | Definición:

Una cabina de peaje es una estructura pequeña en algunas carreteras y puentes que se utiliza para cobrar tarifas para pasar por ella. Esto se llama carretera de peaje o puente. Por lo general, hay varias estructuras de cabinas de peaje ubicadas en cada parada de peaje, con una persona o una máquina recolectora de dinero a cargo de cada una.

Los asistentes reciben dinero de los conductores en las cabinas de peaje.

La mayoría de las carreteras de peaje utilizan una serie de estructuras de casetas de peaje en cada parada de peaje para maximizar el flujo de tráfico. A menudo hay líneas de pago por cuenta propia para los usuarios con tarifa exacta cobrada normalmente en moneda tipo moneda. Estas cabinas no están tripuladas y cuando se recibe la cantidad adecuada de dinero, se abre una puerta que permite el paso del vehículo.

La cabina de peaje con personal alberga a un trabajador que acepta el peaje y puede proporcionar cambio y un recibo si es necesario. Algunas carreteras de peaje o puentes emplean tecnología de escaneo rápido que permite que un automóvil con un sensor pase sin detenerse.

Este conductor paga por adelantado una cantidad para el uso del peaje o paga más tarde. Otras cabinas de peaje utilizan lectores de matrículas que envían una factura por la tarifa al propietario registrado del automóvil.

En los Estados Unidos, muchas carreteras de peaje son de propiedad estatal. Por lo tanto, estos trabajadores de las autopistas de peaje son empleados estatales. Lo mismo ocurre con los puentes de peaje. Estos trabajadores suelen llegar a un lugar en particular y luego son transportados a la cabina de peaje en un autobús o camioneta.

Esto evita que los vehículos de los trabajadores tengan que estacionarse en el peaje y provoquen congestión. Los trabajadores son recogidos y transportados de regreso a sus vehículos al final de su turno de trabajo.

La vía de peaje o el puente de peaje están destinados a ser autosuficientes. El dinero recaudado se utiliza para mantener la carretera o el puente, compensar el costo inicial del proyecto y pagar a los empleados de la autopista.

La mayoría de los proyectos de autopistas de peaje tienen un límite de tiempo teórico de cuánto tiempo se cobrará un peaje hasta que se haya generado suficiente dinero para pagar el proyecto. En la mayoría de los casos, sin embargo, el final nunca llega y la autopista de peaje continúa cobrando el peaje al extender el límite de tiempo.

La cabina de peaje es pequeña y ofrece el espacio suficiente para que el trabajador complete la tarea en cuestión. La mayoría viene equipada con un pequeño calentador y un asiento y nada más en cuanto a comodidades. Si bien algunas unidades tienen ventanas corredizas para ayudar a evitar el frío, la cabina típica no tiene ventanas corredizas debido a la frecuencia con que el trabajador cobra peajes de los vehículos que pasan.