Un empleado puede presentar una carta de renuncia a su empleado cuando haya encontrado un nuevo trabajo.

Una carta de renuncia es una carta que expresa la intención de un empleado de renunciar a una empresa. Un empleado lo entrega a un supervisor o jefe, y puede enviarse por correo postal, correo electrónico, memorando entre oficinas o entregarse personalmente. La carta generalmente expresa los detalles de la renuncia e incluye los motivos de la renuncia y la fecha de la renuncia. A menudo se le llama carta de renuncia o aviso de terminación del empleo.

Escrita como una carta comercial típica, la carta de renuncia incluye un nombre, dirección postal, ciudad, estado, código postal, número de teléfono y dirección de correo electrónico. Por lo general, van seguidos de una fecha y luego la información de la persona que recibe la carta, incluido el nombre, el cargo, la empresa y la dirección de la empresa. Luego, la carta se dirige como una carta comercial típica, generalmente con un Estimado Sr. o Estimada Sra. Luego puede comenzar con una declaración de propósito, como: “Lamento informarle que por la presente presento mi renuncia”.

El cuerpo de la carta de renuncia debe incluir la fecha de vigencia de la renuncia. Por lo general, la carta se entrega al menos dos semanas antes, para que el empleador tenga tiempo de ocupar el puesto vacante, aunque algunas empresas tienen políticas diferentes y pueden despedir a un empleado de inmediato. Luego, la carta ilustra en detalle las razones para irse. Estas razones pueden variar desde nuevas oportunidades con diferentes empleadores; una dirección diferente para el empleado en su carrera; oportunidades limitadas; aumentos salariales limitados ; o razones personales para renunciar, como un embarazo o una emergencia familiar.

La carta también debe incluir los aspectos positivos del trabajo que se deja. Las declaraciones negativas deben evitarse a toda costa, ya que muchas empresas mantendrán una carta de renuncia en el archivo. Se puede usar en un archivo de personal y se puede entregar a futuros empleadores que se comuniquen con un lugar de trabajo anterior, o para reevaluación para volver a contratar. La carta debe servir simplemente como una declaración profesional de las razones para dejar una empresa y no debe incluir ataques personales. Si la experiencia laboral fue negativa, esto podría describirse, pero de manera educada y profesional.

Por lo general, la carta de renuncia, que suele concluir como una carta comercial normal con una firma, firma y nombre en letra de imprenta, puede incluir una “buena suerte” o una declaración que indique una experiencia positiva en la empresa. Puede dejar la puerta abierta para futuros empleos en su carta de renuncia, o puede ofrecer ayudar a la empresa a entrevistar o contratar para su puesto vacante.