¿Qué es una cesión de arrendamiento?

Anuncios

Una cesión de arrendamiento ocurre cuando un inquilino transfiere derechos y responsabilidades incluidos en el contrato a otra parte.

Cuando un inquilino transfiere los derechos y responsabilidades incluidos en su contrato de arrendamiento a otra parte, esto se denomina cesión de arrendamiento. Esta situación puede ocurrir cuando una persona tiene que salir de la ciudad por algún motivo y no puede mantener el alquiler de la propiedad arrendada. Del mismo modo, puede ocurrir cuando un inquilino necesita una salida de su contrato de arrendamiento debido a dificultades financieras. En la mayoría de los lugares, la cesión del arrendamiento solo es legal si los términos del arrendamiento lo permiten o si el propietario consiente este acuerdo.

Las leyes relativas a la cesión de contratos de arrendamiento varían según la jurisdicción.

Anuncios

A menudo, la gente confunde una situación de subarrendamiento con una cesión de arrendamiento. Estos arreglos legales son similares en el sentido de que ambos permiten al inquilino original una salida de al menos algunas de las responsabilidades de su contrato de arrendamiento. Sin embargo, en un subarrendamiento , el inquilino original aún conserva algunos de los derechos y responsabilidades mencionados en su contrato de arrendamiento. Por ejemplo, si el nuevo inquilino no paga el alquiler, es posible que el inquilino original deba pagar el alquiler al propietario. Con una cesión de arrendamiento, el nuevo inquilino puede asumir todas las responsabilidades que acordó el inquilino original, incluido el pago de la renta directamente al propietario.

Con una asignación de arrendamiento, un nuevo inquilino puede asumir todas las responsabilidades que acordó el inquilino original.

Cuando un inquilino original firma una cesión de arrendamiento, esencialmente está transfiriendo la posesión de la propiedad arrendada a un nuevo inquilino. A diferencia de una situación de subarrendamiento, el inquilino original no tiene la intención de regresar a la propiedad arrendada y tomar posesión de ella una vez más. Además, el inquilino original no tiene que temer una demanda si el nuevo inquilino daña la propiedad o no está satisfecho con el acuerdo. Dependiendo de los términos del contrato, todos sus vínculos legales con la propiedad pueden terminar con la firma del contrato de arrendamiento.

Las leyes sobre cesiones de arrendamiento pueden variar, dependiendo de la jurisdicción en cuestión. En muchos casos, sin embargo, una persona que quiere ceder su contrato de arrendamiento a otra parte debe notificar a su arrendador de su intención antes de firmar una cesión de contrato de arrendamiento. Luego, el individuo puede anunciar la propiedad y entrevistar a los candidatos para que se hagan cargo de su contrato de arrendamiento.

Anuncios

Una vez que el inquilino original se decide por un candidato adecuado, puede notificar al propietario de su elección. En algunos lugares, un propietario puede oponerse a un posible inquilino si tiene una razón válida para hacerlo. Por ejemplo, si el propietario cree que el posible inquilino es financieramente irresponsable o incapaz de pagar el alquiler, puede rechazarlo. Si todo va bien, por otro lado, el inquilino original firma un contrato de cesión de arrendamiento con el nuevo inquilino.

 

Anuncios

Una cesión de arrendamiento ocurre cuando un inquilino transfiere derechos y responsabilidades incluidos en el contrato a otra parte.

Cuando un inquilino transfiere los derechos y responsabilidades incluidos en su contrato de arrendamiento a otra parte, esto se denomina cesión de arrendamiento. Esta situación puede ocurrir cuando una persona tiene que salir de la ciudad por algún motivo y no puede mantener el alquiler de la propiedad arrendada. Del mismo modo, puede ocurrir cuando un inquilino necesita una salida de su contrato de arrendamiento debido a dificultades financieras. En la mayoría de los lugares, la cesión del arrendamiento solo es legal si los términos del arrendamiento lo permiten o si el propietario consiente este acuerdo.

Las leyes relativas a la cesión de contratos de arrendamiento varían según la jurisdicción.

Anuncios

A menudo, la gente confunde una situación de subarrendamiento con una cesión de arrendamiento. Estos arreglos legales son similares en el sentido de que ambos permiten al inquilino original una salida de al menos algunas de las responsabilidades de su contrato de arrendamiento. Sin embargo, en un subarrendamiento , el inquilino original aún conserva algunos de los derechos y responsabilidades mencionados en su contrato de arrendamiento. Por ejemplo, si el nuevo inquilino no paga el alquiler, es posible que el inquilino original deba pagar el alquiler al propietario. Con una cesión de arrendamiento, el nuevo inquilino puede asumir todas las responsabilidades que acordó el inquilino original, incluido el pago de la renta directamente al propietario.

Con una asignación de arrendamiento, un nuevo inquilino puede asumir todas las responsabilidades que acordó el inquilino original.

Cuando un inquilino original firma una cesión de arrendamiento, esencialmente está transfiriendo la posesión de la propiedad arrendada a un nuevo inquilino. A diferencia de una situación de subarrendamiento, el inquilino original no tiene la intención de regresar a la propiedad arrendada y tomar posesión de ella una vez más. Además, el inquilino original no tiene que temer una demanda si el nuevo inquilino daña la propiedad o no está satisfecho con el acuerdo. Dependiendo de los términos del contrato, todos sus vínculos legales con la propiedad pueden terminar con la firma del contrato de arrendamiento.

Las leyes sobre cesiones de arrendamiento pueden variar, dependiendo de la jurisdicción en cuestión. En muchos casos, sin embargo, una persona que quiere ceder su contrato de arrendamiento a otra parte debe notificar a su arrendador de su intención antes de firmar una cesión de contrato de arrendamiento. Luego, el individuo puede anunciar la propiedad y entrevistar a los candidatos para que se hagan cargo de su contrato de arrendamiento.

Anuncios

Una vez que el inquilino original se decide por un candidato adecuado, puede notificar al propietario de su elección. En algunos lugares, un propietario puede oponerse a un posible inquilino si tiene una razón válida para hacerlo. Por ejemplo, si el propietario cree que el posible inquilino es financieramente irresponsable o incapaz de pagar el alquiler, puede rechazarlo. Si todo va bien, por otro lado, el inquilino original firma un contrato de cesión de arrendamiento con el nuevo inquilino.

 

Mira estos Artículos

Subir