Un agricultor sabe cuánta cosecha necesita por campo para obtener ganancias.

Una economía natural es un sistema económico directamente opuesto a la moneda financiera, o la moneda que se centra en las finanzas, el dinero, las ganancias y el comercio. En lugar de pagar por artículos, los ciudadanos intercambian recursos. Algunas formas de esta economía establecen los artículos a un cierto valor para un trueque justo, pero esto no es necesariamente inherente al sistema. Los recursos, como los árboles y el agua, se recolectan para consumo directo, en lugar de generar dinero. Esto significa que una economía natural se basa más en lo que la naturaleza puede producir que en cuánto hay que cosechar para obtener ganancias.

En una economía natural, los recursos, como los árboles y el agua, se recolectan para consumo directo, en lugar de generar dinero.

Una economía financiera describe la economía adoptada y utilizada por la mayor parte del mundo. Esta economía se enfoca en usar y ganar dinero, junto con el comercio y la recolección de recursos para obtener ganancias. En este sistema, las empresas utilizan los recursos en función de la cantidad necesaria para obtener beneficios. Todos los artículos también tienen un valor, a diferencia de una economía natural en la que el valor se basa en la utilidad del artículo en lugar de en factores arbitrarios. Otro término para una economía financiera es “economía artificial, porque este sistema económico tiene más que ver con valores arbitrarios y ganancias que con la naturaleza”.

El trueque es la forma principal de comercio en una economía natural. En algunos sistemas, no se utiliza el trueque y el grupo de personas de la economía asigna los recursos en función de las necesidades. El dinero no juega ningún papel en esta economía, pero algunos sistemas establecen un valor en los artículos en función de la utilidad que se cree que tienen. Este sistema de valores se crea para que el trueque sea justo entre todas las partes involucradas.

Se necesitan recursos para que cualquier sistema económico sobreviva. Una economía financiera consiste en tomar recursos en función de las ganancias. En una economía natural, las ganancias no son parte de la economía, por lo que la naturaleza determina la cantidad de recursos que se recolectan. Esto significa que se recolectan muchos menos recursos.

Por ejemplo, un campo crece a una tasa del 5 por ciento anual. Un agricultor en una economía financiera sabe que debe cosechar al menos el 8 por ciento de un campo en particular para obtener una ganancia adecuada, aunque eso es más de lo que se cultiva. La economía natural solo puede cosechar el 5 por ciento del campo, para satisfacer las necesidades inmediatas de la economía. Esto se debe a que los recursos recolectados en una economía natural se basan en la necesidad, no en las ganancias.

El consumo en una economía natural, a diferencia de una economía financiera, no se hace en exceso. En cambio, los recursos se toman según sea necesario; de lo contrario, los recursos no se cosechan y permanecen en la naturaleza. Este tipo de economía es más sostenible y garantiza que los recursos no se agoten.