¿Qué es una epidural cervical?

Anuncios

Una epidural cervical es una inyección de analgésicos, esteroides, anestesia u otro tipo de medicamento en la región cervical de la columna . Un paciente puede necesitar una epidural por una de muchas razones. El procedimiento se puede realizar como una herramienta de diagnóstico para descubrir el sitio exacto y la naturaleza del dolor de cuello, o se puede usar para tratar el dolor crónico , la inflamación y la rigidez en el cuello y los hombros. Un médico de la columna vertebral especialmente capacitado supervisa el procedimiento de inyección epidural cervical para asegurarse de que no surjan complicaciones.

Se puede usar una epidural cervical para tratar el dolor crónico y la rigidez en el cuello.

Una persona que sufre una lesión importante en el cuello o tiene dolor de cuello irradiado puede programar una consulta con un especialista en columna para conocer en detalle los riesgos y beneficios de la epidural cervical. El médico puede tomar radiografías, realizar un examen físico y preguntar acerca de los síntomas para hacer un diagnóstico básico del problema. Algunas afecciones, como hematomas y esguinces musculares, no requieren procedimientos epidurales. En cambio, los síntomas menores generalmente se pueden aliviar con analgésicos orales y terapia quiropráctica.

Anuncios

Se puede usar un paquete de gel para aliviar temporalmente el dolor en el cuello y los hombros.

La epidural cervical generalmente se reserva para los casos en los que el dolor se debe a un daño nervioso significativo alrededor de la columna. Antes del procedimiento, se puede administrar al paciente una inyección de anestésico local o un sedante intravenoso. Se inyecta en el cuello un tinte de contraste fluorescente que aparece en las radiografías en tiempo real. El especialista se basa en la alimentación de rayos X para asegurarse de que la aguja epidural pequeña y hueca dé en el blanco. Las inyecciones son típicamente mezclas de corticosteroides antiinflamatorios y analgésicos.

Alguien con una lesión grave en el cuello puede programar una consulta con un especialista en columna para conocer los riesgos y beneficios de una epidural cervical.

Inmediatamente después de la inyección epidural cervical, se lleva al paciente a una sala de recuperación para que los sedantes tengan tiempo de desaparecer. Por lo general, al paciente se le permite abandonar el centro quirúrgico en una o dos horas después de un procedimiento exitoso. Se le ha programado una visita de seguimiento dentro de la primera semana para ver si los problemas están mejorando y se le darán instrucciones sobre cómo hacer un seguimiento de los cambios en los síntomas a diario.

Anuncios

El espacio epidural, donde se realizan algunas inyecciones, se encuentra entre la cubierta protectora de la médula espinal y el hueso de la columna.

Muchas personas experimentan un alivio significativo del dolor después de una sola sesión. La inyección evita las molestias mientras los nervios y los músculos del cuello tienen tiempo de curarse. Si persiste algo de dolor residual, pueden ser necesarias una o dos inyecciones epidurales cervicales más a intervalos de aproximadamente tres semanas. El dolor recurrente o persistente puede indicar un problema nervioso importante que no se curará por sí solo. En tales casos, una persona puede necesitar someterse a una serie de procedimientos quirúrgicos para evitar malestar crónico o discapacidad permanente.

Un especialista en columna usará radiografías para ayudar a determinar si es necesaria una epidural cervical.

 

Mira estos Artículos

Subir