Fuerza aplicada: significado, características y usos

El término científico "fuerza" se refiere a una interacción entre dos o más objetos. En teoría, la frase "fuerza aplicada" podría usarse para cualquier fuerza, pero generalmente se usa cuando se habla de una fuerza de contacto entre una persona y un objeto. En el caso de que se recoja un libro, por ejemplo, la fuerza aplicada sería la fuerza que proporciona la aceleración hacia arriba por parte de la persona.

El término científico "fuerza" se refiere a una interacción entre dos o más objetos.

Hay dos amplias categorías de fuerzas: las que actúan a distancia y las que actúan por contacto entre dos objetos. Como la naturaleza de una fuerza aplicada especifica que es causada por una persona, en la mayoría de los casos se trata de una fuerza de contacto. Sin embargo, hay excepciones a esto, como la interacción gravitacional entre un ser humano y un objeto, aunque esto casi siempre es insignificante.

Las fuerzas aplicadas a menudo son difíciles de calcular porque generalmente se encuentran junto con otras fuerzas. La única excepción a esto sería si la fuerza tiene lugar en el vacío sin cuerpos que ejerzan una fuerza gravitacional . La física de la fuerza aplicada generalmente se enfoca en encontrar la fuerza resultante total que actúa sobre un objeto en lugar de separar los componentes de la fuerza. Esto es útil porque el movimiento posterior de un objeto solo depende de la dirección y la fuerza de la fuerza resultante.

Al calcular el movimiento futuro de un objeto, las fuerzas aplicadas no son la única consideración ni la más importante. Todas las fuerzas se miden en Newtons y el movimiento general no depende de la fuente de la fuerza, solo la dirección y la fuerza. Por esta razón, no existe una fórmula universal de fuerzas aplicadas. Al calcular una fuerza aplicada, la ecuación de la fuerza aplicada dependerá de la situación. Sin embargo, si se dan otras variables, como masa y aceleración, entonces la fuerza aplicada puede calcularse usando la ecuación estándar F = MxA - M se refiere a la masa del objeto que acelera y A es la aceleración.

En muchos casos, existirá una fuerza opuesta que actúa contra la fuerza aplicada por una persona. La fricción, por ejemplo, suele actuar en la dirección opuesta. Si se realiza un cálculo de la fuerza resultante utilizando una fuerza aplicada, la fricción debe incluirse en el cálculo. En otras situaciones, la gravedad o la resistencia del aire pueden oponerse a las fuerzas aplicadas. Esta es la razón por la que cada vez que un humano realiza una fuerza, se realiza sobre el objeto una cantidad de trabajo que es igual a la energía ganada.

 

Mira estos Artículos

Subir