Cuando el valor de una acción aumenta, es una ganancia contable para los accionistas.

En el mundo financiero, el beneficio contable es un beneficio que se demuestra en papel, pero que todavía no es real. La mejor manera de pensar en esto es en términos de valor de las acciones; si alguien compra una acción y el valor aumenta, ha obtenido una ganancia contable. Al vender las acciones, el inversor puede convertir las ganancias en papel en ganancias reales. Por el contrario, una pérdida contable es una pérdida que figura en papel y que aún no se ha producido; en el ejemplo de las acciones, el valor de las acciones habría disminuido después de la compra, lo que significa que el inversor asumiría una pérdida al venderlas.

Un problema común que tienen los inversores con las ganancias contables es que tienen problemas para vender acciones cuando el valor de un libro disminuye.

Una empresa puede utilizar una ganancia contable para sugerir a los inversores que se está desempeñando bien, pero esta información debe usarse con cuidado. Dado que la ganancia aún no se ha producido, podría desaparecer con un cambio repentino en el mercado. Algunas personas prefieren llamar a las ganancias de un libro una “ganancia en papel” para recordarse a sí mismos que la ganancia aún no se ha realizado. Del mismo modo, una pérdida contable puede sugerir que una empresa se encuentra en un terreno financiero inestable, pero la empresa aún podría salir adelante.

Estas ganancias no realizadas también pueden ser engañosas para los inversores, especialmente para los inversores que están explorando el mercado de valores . Después de obtener una ganancia contable, el mercado podría experimentar una recesión repentina, dejando al inversor de regreso donde comenzó, o incluso con menos dinero. Aprender el arte de elegir el momento para comprar y vender acciones es importante para los inversores, para asegurarse de que protegen sus inversiones y al mismo tiempo obtienen ganancias.

One common problem that investors have with book profit is that they have trouble selling stocks when their value declines. For example, if a unit of stock is purchased for $100 US, and the value increased to $150, the book profit is $50. If the investor hangs on to the stock and the value drops to $130, a sale would still net a profit, but the investor might be reluctant to sell until the price climbs back up again. This can be dangerous in a volatile market, since investors are afraid to let their stocks go, and they could end up with a net loss as a result.

One advantage to a book profit is that it is not taxable, since no transaction has taken place, and the profit is only on paper. This can be advantageous for some people. For example, when the value of a piece of real estate increases, the land owner will be taxed at the same rate as when the land was purchased, since the increased value is a paper profit. Thus, property taxes can be kept low, as long as the land is not sold; as soon as it sells, the seller is taxed on the profit made and the real estate taxes go up for the new buyer.