¿Qué es una inspección por corrientes de Foucault?

Significado | Concepto | Definición:

Anuncios

Una inspección por corrientes de Foucault es un proceso de prueba de materiales que se basa en ondas electromagnéticas en lugar de métodos de prueba físicos o mecánicos. Estas inspecciones se utilizan en una amplia variedad de productos, desde aviones hasta maquinaria. Las inspecciones por corrientes de Foucault también se utilizan ampliamente en la industria de la construcción para probar materiales como el acero y otros metales. Este proceso de prueba también se conoce como prueba o inspección de corriente de Foucault.

Las inspecciones por corrientes inducidas suelen utilizar osciloscopios para probar las corrientes.

Durante una inspección por corrientes parásitas, una bobina hecha de algún tipo de material conductor, como el cobre , se coloca cerca del objeto que se probará. Una corriente pasa a través de la bobina, lo que crea un campo electromagnético . Este campo electromagnético hace que un campo opuesto similar, conocido como corriente parásita, tenga lugar en el objeto que se está probando. A continuación, las corrientes se miden utilizando un equipo de inspección de corrientes parásitas, normalmente un osciloscopio portátil. Cualquier distorsión o irregularidad en las corrientes indica fallas o grietas dentro del objeto de prueba.

Anuncios

Este método de prueba se usa con frecuencia para encontrar fallas, grietas o errores de soldadura en acero u otros objetos metálicos. Una inspección por corrientes de Foucault también se puede utilizar para medir el grosor de un revestimiento o acabado en un objeto metálico, o incluso para determinar de qué material está hecho el objeto. Por ejemplo, las ondas electromagnéticas se moverán a cierta velocidad al atravesar el acero, pero pueden moverse de manera diferente al atravesar el cobre o el latón. Esta prueba puede ayudar a determinar de qué tipo de metal está hecho el objeto sin quitarle el acabado.

Las inspecciones por corrientes de Foucault ofrecen una serie de ventajas sobre otros métodos de prueba. El beneficio principal es su naturaleza no destructiva y no invasiva. Esto significa que el objeto se puede probar sin daño ni destrucción y, por lo general, se puede probar sin ningún contacto físico. Una inspección por corrientes parásitas es relativamente rápida y fácil de realizar, y el equipo utilizado durante estas pruebas es portátil y fácil de operar.

También hay una serie de posibles inconvenientes que deben considerarse antes de realizar una inspección por corrientes de Foucault. Primero, esta prueba solo se puede utilizar en materiales conductores, por lo que no será eficaz en la mayoría de los objetos no metálicos. Algunos materiales de acabado pueden sesgar los resultados de esta inspección y los mejores resultados se pueden encontrar en objetos sin recubrimiento. Finalmente, las pruebas de corrientes parásitas pueden no detectar fallas o grietas profundas dentro de un objeto y son mejores para detectar grietas en la superficie.

 

Mira estos Artículos

Subir