Una luz negra es una bombilla con un revestimiento interior que restringe las longitudes de onda que pueden atravesar el vidrio. Libera muy poca luz visible para el ojo humano, lo que le da su nombre contrario. En cambio, una luz negra emite principalmente radiación ultravioleta (UV) o luz negra, que no se puede ver. Sin embargo, ciertos colores y pigmentos absorben la luz invisible y luego la descargan, lo que provoca un efecto brillante. Estas luces se utilizan a menudo con fines de entretenimiento, pero los forenses y otros tipos de científicos y profesionales médicos utilizan las que producen rayos UV de onda media y corta .

Los investigadores de la escena del crimen utilizan luces UV-B para detectar ciertos fluidos corporales.

Cómo funciona

Las longitudes de onda de una luz negra comienzan en un extremo del espectro de luz visible, en el rango de luz visible de alta energía (HEV). Las ondas HEV son detectadas por el ojo humano como azules y violetas profundos. Estas longitudes de onda eventualmente se vuelven tan cortas y dispersas que ya no son visibles. Estas luces brillan tenuemente con un resplandor azul profundo o violeta, que a veces se denomina luz azul negra.

Los tratamientos con UV-B pueden ayudar a los pacientes con vitiligo.

Tradicionalmente, las luces negras se hacían con un vidrio especial, llamado vidrio de Wood, que solo permitía que pasara luz UV e infrarroja ( IR ). Sin embargo, este tipo de vidrio no es muy fuerte, por lo que ahora se usan más comúnmente revestimientos especiales en las bombillas para evitar que pase la luz visible. Hay disponibles luces negras incandescentes y fluorescentes, aunque las bombillas incandescentes generalmente se queman mucho más calientes y durante menos tiempo que las bombillas estándar. Las lámparas de vapor de mercurio se usan más comúnmente para exhibiciones teatrales porque producen el tipo necesario de luz ultravioleta de manera más eficiente.

Las luces negras UV-A de onda larga se utilizan con fines de entretenimiento, como en conciertos y clubes.

Las luces negras fluorescentes son algunos de los tipos más comunes porque son casi idénticas a las bombillas fluorescentes normales. Los tubos contienen una pequeña cantidad de mercurio, que libera principalmente luz ultravioleta cuando cambia de líquido a gas. Las luces estándar tienen una capa de fósforo, que es un compuesto que reacciona a los rayos ultravioleta emitiendo luz visible. En luces negras, se usa un tipo diferente de fósforo que aumenta los rayos UV. Se agrega una capa azul púrpura para bloquear la luz que es visible.

Ciertos elementos brillarán en la oscuridad mediante el uso de una luz negra.

Los fósforos son compuestos que brillan o emiten luz en determinadas condiciones. No solo se utilizan para revestir bombillas fluorescentes, sino que crean imágenes en pantallas de televisión de tubos de rayos catódicos (CRT) y hacen brillar los juguetes que brillan en la oscuridad. Ciertos tipos reaccionan con la luz negra y se pueden usar en pintura y carteles, haciendo que las imágenes brillen. Algunos de los compuestos que componen muchos tipos de detergente también absorben la radiación ultravioleta y la expulsan como luz visible, lo que explica por qué las camisas y los calcetines blancos brillan tan intensamente bajo una luz negra.

Usos

Las luces negras se pueden usar para diferentes propósitos dependiendo de sus longitudes de onda dentro del rango UV. Las luces de onda larga se utilizan a menudo con fines de entretenimiento o para diagnosticar enfermedades; la onda media puede ayudar a los investigadores a encontrar fluidos corporales o artículos falsificados; la onda corta puede matar los gérmenes. Las longitudes de onda se miden en nanómetros (una mil millonésima parte de un metro). El espectro UV generalmente se encuentra entre 100 y 380 nanómetros.

UV-A

Una luz negra UV-A de onda larga emite longitudes de onda entre 380 y 315 nanómetros. Las personas a menudo usan este tipo de lámparas con fines de entretenimiento, como en conciertos y clubes. Las luces hacen que los materiales brillen en la oscuridad y ayudan a crear una atmósfera.

Las luces para eliminar insectos también emiten luz UV-A. Los insectos pueden ver la luz en el rango de los rayos ultravioleta, por lo que se sienten fuertemente atraídos por los dispositivos. Por lo general, no incluyen el revestimiento azul púrpura, ya que no es importante que bloqueen la luz visible.

Una herramienta médica llamada lámpara de Wood también usa luz en este rango para detectar enfermedades de la piel y otras afecciones. Algunos compuestos orgánicos, hongos y bacterias brillan cuando se exponen a esta luz, lo que ayuda a los profesionales médicos a ver el alcance de algunos tipos de infecciones. La lámpara también se ha utilizado para diagnosticar otras afecciones de la piel.

UV-B

A light that emits medium wave UV-B rays of between 314 and 280 nanometers is known as a medium wave black light. These types can cause certain bodily fluids to glow (also called luminescence). Crime scene investigators and forensic labs often use such lights to detect blood, saliva, semen, and other fluids. Some people use them to locate places where pets have urinated so that the area can be cleaned.

Medium wave black lights are also used to identify anti-counterfeit markers in currency and detect art forgeries, among other security uses. Pet snakes and lizards, for example, also benefit from them because they provide the vitamin D that reptiles need. Treatments with UV-B may also help people with some skin conditions, like psoriasis and vitiligo.

UV-C

If the wavelengths lay between 279 and 200 nanometers, it is called a short wave UV-C black light. Such lights emit radiation that is destructive enough to kill germs and other harmful organisms. The radiation may be used to purify water of living contaminants or sterilize medical equipment.

Safety Precautions

Because of the possibility of eye damage from unseen radiation, individuals should not stare into black lights. Professionals with prolonged and repeated exposure, particularly to UV-B and UV-C lights, should wear protective eyewear with yellow-tinted lenses. The yellow tint blocks blue light waves in the HEV or near-UV spectrum, which are the waves that medical professionals have associated with macular degeneration. UV light can also cause skin damage, and the B and C wavelengths can directly damage DNA, potentially leading to skin cancer. Experts do not believe that occasional exposure to black lights is harmful, however.

A black light may be used to detect saliva.