Una niebla máquina es un dispositivo que utiliza una mezcla sobrecalentada de glicol y agua para generar un suministro de niebla-como el humo. Un DJ que trabaja en un club nocturno puede usar uno para mejorar la pantalla de iluminación detrás y encima de los bailarines. Los diseñadores de escenarios de películas utilizan habitualmente máquinas de calidad comercial para crear una atmósfera siniestra durante una escena nocturna. Cada Halloween, los organizadores de fiestas aficionados sacan uno para asustar a sus invitados o simular una experiencia de cementerio.

Una máquina de humo.

La forma más simple de máquina de humo no involucra elementos calefactores o la mezcla de agua / glicol llamada “jugo de niebla”. En cambio, los bloques de hielo seco se dejan caer en cubos de agua que esperan, lo que provoca la formación de cantidades masivas de dióxido de carbono y vapor de agua . Se podría permitir que esta niebla llene una habitación de forma natural o podría ser persuadida por los ventiladores. El vapor de agua en sí es perfectamente inofensivo, aunque el hielo seco debe manipularse con guantes para evitar quemaduras dolorosas por congelación.

Un DJ puede usar una máquina de humo en un club.

Las máquinas de humo comerciales funcionan en una premisa muy diferente. Cuando el aceite de una estufa se sobrecalienta, el resultado suele ser una niebla humeante, aunque el aceite vegetal no sería un ingrediente prometedor en una máquina de humo. A través de la experimentación, los inventores se decidieron por una mezcla de agua y glicol como el catalizador más seguro para la generación de humo (niebla). Una máquina típica tiene un pequeño depósito o tanque que contiene un suministro de jugo de niebla. Una bomba eléctrica extrae el líquido a través de una bobina de calentamiento dentro del dispositivo, y cuando el jugo de la niebla atomizada se sobrecalienta, el resultado es un humo blanco inodoro. Una boquilla en la parte delantera de la máquina dirige este humo al aire exterior.

A veces se utiliza una máquina de humo en escenarios de películas.

El humo generado no se considera tóxico, pero las personas con problemas respiratorios preexistentes pueden querer evitar el contacto prolongado. A veces, la visión de aire lleno de humo puede desencadenar una reacción psicosomática.

Aquellos que inviertan en una máquina de humo para Halloween también pueden querer experimentar con diferentes efectos de niebla. La niebla del hielo seco tiende a pegarse al suelo, pero la niebla generada por la máquina puede dirigirse directamente al aire. Este efecto puede funcionar bien con la iluminación, pero no se infiltrará en la habitación de manera amenazadora. Se puede colocar un accesorio llamado enfriador de niebla encima del dispositivo para enfriar el humo rápidamente, lo que le permitirá deslizarse por el suelo como una niebla de hielo seco.

La niebla también se puede canalizar a otras áreas mediante el uso de tubos flexibles grandes y ventiladores pequeños, y también puede parecer que sale del suelo a través de una tubería de riego con una serie de agujeros. No se debe conectar nada directamente a la boquilla calentada de una máquina de humo, pero los tubos se pueden colocar a una corta distancia al frente para atrapar el vapor. Los usuarios deben intentar mantener el dispositivo a unos pocos pies (aproximadamente 1 metro) de los visitantes, ya que el humo sale caliente durante unos segundos.

Se puede usar una máquina de humo en un club nocturno para mejorar la iluminación alrededor de los bailarines.