Significado de Planta de Reciclaje

Una planta de reciclaje es una instalación que procesa materiales para reciclar. Las plantas de reciclaje se pueden unir a los vertederos para agilizar el proceso de gestión de residuos , o pueden ser instalaciones independientes.

Los productos manejados en una planta de reciclaje son bastante variados, dependiendo de la demanda regional de materiales específicos y de la capacidad de la planta misma.

Una planta de reciclaje de papel podría hacer papel higiénico biodegradable a partir de papel reciclado.

El reciclaje es un proceso complejo, que comienza cuando un consumidor deja caer un objeto o contenedor reciclable en un contenedor de reciclaje designado. Una vez que ese objeto llega a una planta, se vierte en un transportador con muchos otros elementos para su clasificación.

Los productos ordenados se dividen por tipo, de modo que los elementos similares se pueden reciclar con elementos similares. Después de la clasificación, los productos generalmente se limpian, de modo que estén listos para el proceso de reciclaje.

Algunas plantas de reciclaje se especializan en la eliminación de artículos electrónicos rotos.

La fusión, la trituración y la pulpa se utilizan para preparar cosas para reciclar. El vidrio tiende a astillarse y luego derretirse para que pueda convertirse en nuevos objetos de vidrio, aunque algunas plantas de reciclaje también ofrecen recuperación de botellas, en las cuales las botellas se esterilizan para su reutilización.

La trituración se usa para empaquetar plástico, metal y papel para el procesamiento, mientras que la pulpa se usa para convertir productos de papel en una suspensión que se puede volver a convertir en papel nuevamente.

Algunas plantas de reciclaje pueden ocuparse únicamente del reciclaje de metales como latas de aluminio.

Una vez que los objetos se han descompuesto en una planta de reciclaje, se pueden enviar a instalaciones que fabrican cosas con productos reciclados.

La demanda de suministro de materias primas fluctúa, por lo que a veces una planta de reciclaje termina con una acumulación de materiales como plástico triturado, y en algunos casos, la planta puede verse obligada a verter el exceso de material porque se queda sin espacio de almacenamiento.

Por lo general, el vidrio se astilla y derrite para que pueda convertirse en nuevos objetos de vidrio.

Muchas plantas de reciclaje encuentran materiales reciclables que no pueden manejar. Estos se empaquetan y envían a plantas que se especializan en estos artículos.

Algunas instalaciones, por ejemplo, se centran en el reciclaje de componentes electrónicos, utilizando personal capacitado para descomponer los componentes electrónicos desechados de manera segura para que sus componentes utilizables puedan recuperarse y reutilizarse.

Otras instalaciones pueden especializarse en el manejo de chatarra o tipos raros de plástico. El vidrio y el plástico son materiales reciclables.

Para los consumidores que están realmente preocupados por el reciclaje, es una buena idea ponerse en contacto con la planta de reciclaje que recolecta los reciclables localmente, para averiguar qué hace con los materiales que no puede procesar, junto con el exceso de materiales reciclables que no están en demanda.

Es posible que los materiales no procesables no siempre se envíen, especialmente si la planta no puede obtener ganancias enviando estos objetos a las plantas que pueden procesarlos, y algunas plantas de reciclaje pueden verter el material inutilizable o en exceso, o enviarlo a otra región del mundo, donde puede ser arrojado en lugar de ser reciclado.

Las botellas de agua de plástico generalmente se pueden reciclar. Una planta de reciclaje puede deshacerse de productos químicos peligrosos si están debidamente sellados en un contenedor.

Una planta de reciclaje toma artículos y los derrite para hacer nuevos artículos.

Qué es Planta de Reciclaje