Significado | Concepto | Definición:

Una polea de velocidad es una polea mecánica diseñada para ofrecer un alto rendimiento en condiciones de uso repetitivo o motorizado. Mientras que una polea regular es una rueda con un borde en forma de bridas opuestas inclinadas hacia una ranura para mantener el cordón o la cuerda en su lugar, una polea de velocidad agrega consistencia rotacional y estabilidad a la tecnología. Se caracteriza por su capacidad para adaptarse a las velocidades de transmisión cambiantes para adaptarse de manera confiable a una serie de velocidades y fuerzas de potencia de tracción. Diseñado para funcionar con equipos como motores o equipos de entrenamiento con pesas, este tipo de dispositivo ofrece una transmisión de fuerza de rotación suave y potente de correas de tensión, cables, cuerdas y más.

Una polea de velocidad se caracteriza por su capacidad para adaptarse a cambios de velocidad de transmisión.

Los productos de poleas de velocidad vienen en numerosas formas y tamaños para adaptarse a muchos tipos diferentes de equipos. Se les puede exigir que manejen velocidades de gran velocidad y fuerza, como cuando accionan las correas de un motor. La mayoría de las poleas de este tipo son poleas fijas, con un eje fijo o un eje de diseño redondo o hexagonal, para entregar un par de precisión en los rangos variables de relaciones de presión. Una polea fija obtiene sus ventajas mecánicas gestionando fuerzas equivalentes a lo largo de ambos lados; esto le permite alterar la dirección de la fuerza sin que una base en movimiento multiplique o desvíe las fuerzas.

Los motores de los automóviles suelen utilizar sistemas de poleas, como los que funcionan con el alternador, ventiladores, bombas de agua y engranajes de distribución.

Otros dispositivos, como los equipos de ejercicios impulsados ​​por humanos , pueden acomodar poleas móviles y manejar las velocidades que les imponen los pesos cambiantes. Con cubos de funcionamiento suave y bridas reforzadas, estas poleas de velocidad brindan un funcionamiento eficiente, suave y silencioso. Los diseños de polea doble permiten el uso de cable o cuerda para travesías accionadas por cuerdas humanas, como en el rappel, el deporte al aire libre donde las personas pueden cruzar un abismo en una sola línea mientras cuelgan de un arnés y una polea de velocidad. Este tipo de polea de velocidad puede estar encerrado en una funda resistente a la intemperie y correr sobre rodamientos de bolas sellados para aumentar la velocidad, independientemente del peso o las diferencias climáticas.

En otros casos, la tecnología de poleas de velocidad se ve a menudo en los equipos de cambio de bicicleta, esos cambios escalonados que brindan transiciones suaves para transmisiones de múltiples velocidades en bicicletas de carreras o de montaña. Estos pueden producir una respuesta de acción ligera y alta velocidad al cambiar de marcha. Estas poleas dependen de su rendimiento, pero también pueden diseñarse teniendo en cuenta la estética.

Las poleas se pueden construir con materiales tradicionales o innovadores diseñados para brindar un rendimiento rápido y confiable. Los materiales pueden incluir acero inoxidable , cerámica o nailon y acero reforzados con vidrio. Pueden permitir ajustes de tensión y tener carretes que pueden acomodar una o más líneas. Algunos funcionan de forma independiente, mientras que otros pueden fijarse en sistemas de poleas compuestas . Las poleas de velocidad, caracterizadas por su eficiencia y confiabilidad de operación suave, brindan apalancamiento y rendimiento máximo sobre las fuerzas humanas y de la máquina.