Una profesión requiere educación y formación especializadas.

Una profesión se refiere a una ocupación que requiere educación, conocimientos, formación y ética especializados. Aunque los profesionales se ganan la vida con lo que hacen, este trabajo remunerado es a menudo más que un simple trabajo u ocupación. Ya sea que la ocupación sea ley, medicina, plomería, escritura, diseño de interiores o béisbol, se espera que aquellos que están en ella cumplan y mantengan estándares comunes.

Idealmente, las profesiones están formadas por personas con altos estándares éticos que tienen conocimientos y habilidades especiales. La responsabilidad de las personas en determinadas ocupaciones para con el público es una distinción importante de aquellos que pueden participar en los campos de forma amateur o no profesional. Por ejemplo, si un propietario contrata a un plomero sin licencia para ahorrar dinero, no podrá hacer que esta persona cumpla con los mismos estándares que un profesional con licencia en la misma industria.

Los miembros de una profesión pueden inscribirse en cursos para aumentar sus conocimientos en un campo determinado.

Las personas dentro de algunas carreras están en un nivel muy diferente, además de tener un mayor grado de responsabilidad, que aquellas que hacen lo mismo como pasatiempo o de manera más informal. Por ejemplo, no se esperaría necesariamente que un aspirante a escritor que escribe por un salario bajo o nulo produzca la misma calidad de trabajo que un autor con experiencia profesional que se gana la vida a tiempo completo en el oficio. En algunas profesiones, no se permite un nivel de aficionado o aficionado por razones de seguridad pública. Por ejemplo, solo un médico profesional con credenciales calificadas puede tratar a los pacientes como médico.

Las profesiones deportivas incluyen jugadores de béisbol y árbitros.

El desarrollo profesional suele ser una característica clave de este tipo de trabajo. Aquellos dentro de una profesión específica generalmente no solo completan la educación inicial y las credenciales, sino que generalmente deben renovar la licencia o tomar cursos de actualización. Las asociaciones profesionales suelen establecer estándares y pautas para los cursos de actualización y otros tipos de actualización profesional.

Por ejemplo, el organismo profesional estadounidense, la Asociación Nacional de Asistentes Legales (NALA), ofrece acceso a cursos de actualización para miembros que han estado fuera de la fuerza laboral por algún tiempo. Sugiere qué tipo de cursos se recomiendan para asistentes legales o paralegales, dependiendo de su situación particular. Se ofrece una variedad de métodos de impartición de cursos de actualización para brindar comodidad a los miembros. Por ejemplo, los cursos de NALA generalmente se ofrecen en persona, así como a través de diferentes opciones de aprendizaje por Internet.