Una tienda por departamentos es un establecimiento minorista, generalmente parte de una cadena de tiendas que vende una amplia variedad de productos organizados por departamento. Las líneas de productos son amplias y normalmente incluyen varias marcas para atraer a una amplia variedad de opciones de los consumidores, con mostradores de servicio al cliente repartidos por toda la tienda. Los grandes almacenes se pueden delinear aún más en grandes almacenes de descuento, que a menudo venden comestibles además de las otras líneas de productos, y se diferencian por un banco de mostradores de pago para clientes ubicados en la parte delantera de la tienda. Los supercentros definen un grupo extendido de tiendas departamentales que venden comestibles en grandes cantidades con descuentos y requieren una tarifa de membresía anual.

Los muebles de la vivienda, como las lámparas de pie, se pueden comprar en una tienda departamental.

La cómoda tienda departamental ha sido un modelo popular en todo el mundo durante más de 100 años. Podemos agradecer al Reino Unido por la primera tienda por departamentos del mundo, Bainbridge, establecida en Newcastle en 1838 por Emerson Muschamp Bainbridge y William Alder Dunn. John Lewis compró Bainbridge en 1952 y le cambió el nombre a John Lewis Newcastle en 2002, aunque muchos lugareños continúan refiriéndose a él por su nombre histórico. Lewis conserva los libros de contabilidad originales de 1849, siendo los primeros documentos registrados de las ventas de los grandes almacenes.

Una tienda departamental también es un gran lugar para comprar una tarjeta de regalo, que es una tarjeta de plástico que se parece a una tarjeta de crédito con un límite de compra predeterminado.

La mera conveniencia de una tienda por departamentos es lo que la hace tan atractiva. Uno puede comprar cualquier cantidad de artículos necesarios en un solo lugar, ahorrando tiempo y dinero. Muchas tiendas departamentales son de varios niveles, pero incluso los establecimientos de un solo piso a menudo incluyen un mostrador de comida o bocadillos o una cancha donde los clientes pueden sentarse a comer algo rápido entre compras. También se pueden ofrecer servicios además de los productos, como un estudio fotográfico para tomar retratos familiares, un centro de cuidado de la vista donde se pueden comprar lentes y marcos recetados, o incluso un centro de audífonos que puede evaluar la pérdida auditiva y ofrecer audífonos. . Algunas tiendas departamentales también tienen un centro automotriz que instala neumáticos y llantas que vende el establecimiento.

La ropa es solo un artículo a la venta en una tienda departamental.

En los Estados Unidos, dos cadenas de tiendas departamentales populares incluyen Sears® y Macys®, mientras que Target® y Walmart® son solo dos ejemplos de tiendas departamentales con descuento. Sams Club® y Costco® pertenecen a la categoría Supercenter y requieren una tarifa de membresía anual. Algunos Supercentros limitan el tipo de pago aceptado al efectivo y tipos específicos de tarjetas de crédito, como American Express® o una tarjeta con la marca del propio Supercenter.

El departamento de electrónica se encuentra entre varios que se encuentran en una gran tienda por departamentos.

Otro atributo positivo de los grandes almacenes es que normalmente tienen políticas de devolución indulgentes de 30 días o más en la mayoría de los tipos de mercancías, aunque los artículos como los perecederos, los medios informáticos, los juegos, el software y los productos electrónicos suelen estar sujetos a pautas diferentes. Una tienda departamental también es un gran lugar para comprar una tarjeta de regalo , que es una tarjeta de plástico que se parece a una tarjeta de crédito con un límite de compra predeterminado. El destinatario puede gastar el dinero como le plazca, todo de una vez o en incrementos, sin fecha de vencimiento en el saldo. Este puede ser el regalo perfecto para adolescentes o aquellas personas en su lista de regalos que son difíciles de comprar. Las tarjetas de regalo vienen en coloridos temas para atraer a personas de todas las edades y estilos de vida.

Una tienda por departamentos puede tener un centro de audífonos que puede evaluar la pérdida auditiva y ofrecer audífonos.

Entonces, si lo que desea es un brazalete, un reloj nuevo, alfombrillas para el automóvil, una almohada para la cama, ollas, una bicicleta, una lámpara de pie, champú, una licuadora, maquillaje o zapatos nuevos, la tienda departamental local está esperando para servirte. Todo lo que necesita traer es su bolso o billetera y zapatos cómodos para caminar.

Muchos grandes almacenes tienen políticas indulgentes sobre la devolución de artículos.