Turbinectomía: Significado, Funcionamiento y Procedimiento

Una turbinectomía es un procedimiento quirúrgico que a veces se usa para ayudar a aliviar la congestión nasal crónica . El procedimiento se puede realizar junto con otros tipos de cirugía, como una septoplastia, o como un remedio independiente. Existen varias estrategias diferentes para este procedimiento, y cada una de ellas es útil en diferentes situaciones.

La extracción del cornete es una forma común de turbinectomía.

Hay varias razones por las que se puede recomendar una turbinectomía. Los pacientes que sufren de inflamación nasal constante o hinchazón frecuente de las adenoides son buenos candidatos para este tipo de operación. Si hay un tabique nasal desviado, una turbinectomía inferior puede ayudar. Si hubiera tumores u otros crecimientos presentes en los conductos nasales, este tipo de cirugía a menudo puede brindar cierto alivio.

Anuncios

Con los pacientes que sufren de apnea del sueño , una turbinectomía a menudo puede hacer que sea más fácil caer en un sueño profundo y permanecer en ese estado el tiempo suficiente para sentirse renovado al despertar. De igual manera, el procedimiento puede ayudar a minimizar los ronquidos. Sin embargo, generalmente no se recomienda someterse a este tipo de cirugía para estos problemas de salud hasta que se hayan probado y no se hayan probado medidas menos invasivas.

Una turbinectomía es un procedimiento quirúrgico que a veces se usa para ayudar a aliviar la congestión nasal crónica.

La forma más común de turbinectomía implica la extirpación parcial o completa del hueso conocido como cornete . Este hueso es una extensión del hueso etmoides y se encuentra a lo largo del costado de la nariz. El cornete está protegido por una fina membrana mucosa. Conocido como turbinectomía submucosa , este enfoque es especialmente útil cuando el paciente experimenta problemas frecuentes con estornudos y secreción nasal. Las personas con alergias a veces encuentran cierto alivio después de someterse a este tipo de operación.

Anuncios

Los pacientes que experimentan inflamación frecuente de las adenoides pueden beneficiarse de una turbinectomía.

Otras formas de turbinectomía también incluyen la extirpación de la membrana mucosa. Sin embargo, esto generalmente no se recomienda, ya que existen varios efectos secundarios indeseables. Los pacientes a menudo desarrollan una película seca y costrosa en el interior de la nariz, que puede provocar dolor y molestias. Si se eliminan todos los cornetes y la membrana, tampoco quedan receptores para alertar al cerebro de la presencia de flujo de aire a través de los conductos. Como resultado, el paciente percibe que todavía hay un bloqueo presente y sufre de una manera similar a cuando hubo hinchazón o un cuerpo extraño que interfiere con el flujo de aire a través de las fosas nasales.

Una turbinectomía puede ayudar a reducir los ronquidos.

Anuncios

La turbinectomía con láser se ha hecho posible en los últimos años. Este enfoque permite cauterizar las incisiones dejadas por la cirugía, lo que a su vez minimiza las posibilidades de que se desarrolle una infección. El paciente a menudo puede lograr una recuperación completa en un período de tiempo más corto, lo que facilita mucho la evaluación del resultado final del procedimiento.

Una turbinectomía puede aliviar los dolores de cabeza nocturnos y otros síntomas causados ??por la apnea del sueño.

 

Anuncios

Mira estos Artículos

Subir