Significado de Virtud

La virtud es una cualidad moral, un atributo positivo de un individuo. Es la voluntad de un individuo de hacer el bien; y no es solo una característica, es una inclinación verdadera, las virtudes son hábitos constantes que llevan al hombre al camino de la bondad.

Hay diferentes usos del término, y hay varios ejemplos de virtud, que están relacionados con la fuerza, la paciencia, el coraje, el poder de actuar, la efectividad de uno o la integridad de la mente.

La virtud es un concepto que se refiere a la conducta del ser humano, cuando existe una perfecta adaptación entre los principios morales y la voluntad humana.

Hay virtudes intelectuales, que están vinculadas a la inteligencia, y virtudes morales, que están relacionadas con el bien. La virtud intelectual es la capacidad de aprender del diálogo y la reflexión en busca del verdadero conocimiento.

La virtud moral, a su vez, es acción o comportamiento moral, es el hábito que se considera bueno según la ética.

Generalmente, en el lenguaje cotidiano, la palabra virtud se usa para nombrar las cualidades generales de una persona.

El término “en virtud de” significa “desde“, “debido a“, etc.

definición-de-virtud

Virtud en Filosofía

La virtud fue un tema muy abordado por el filósofo Aristóteles, que diferenciaba entre virtudes intelectuales y virtudes éticas (o morales), y el estado ideal es la moderación, que está en medio de defectos y excesos.

La virtud intelectual es lo que nace y progresa a través de los resultados del aprendizaje y la educación, y la virtud moral no se genera en nosotros por naturaleza, es el resultado del hábito que nos permite hacer actos rectos.

Para Aristóteles, no hay virtudes innatas, todas ellas adquiridas por la repetición de actos, lo que genera la costumbre, y estos actos, para generar las virtudes, no deben desviarse ni por falta ni por exceso, porque la virtud consiste en una medida justa. , lejos de ambos extremos.

Según Platón, cada segmento del alma debe actuar de acuerdo con su virtud. De esta manera se determina la acción del hombre.

Virtudes Cardinales y Teológicas

Dentro de la religión cristiana, las virtudes se catalogan como virtudes teologales, teológicas o sobrenaturales como la fe, la esperanza y la caridad, y las virtudes cardinales, a saber, la prudencia, la templanza, la fortaleza y la justicia.

Según la doctrina cristiana, Dios le da al hombre algunas virtudes para actuar como su Hijo y vivir una vida abundante.