Significado | Concepto | Definición:

La viscosidad del aceite hidráulico es un factor importante en la adecuación de un aceite en particular para su uso en ciertos tipos de motores u otros tipos de maquinaria. Para proporcionar el más alto nivel de rendimiento, el aceite debe ser capaz de soportar el esfuerzo o la tensión cuando la maquinaria está en funcionamiento. Hay varios factores que pueden tener un impacto en la viscosidad del aceite hidráulico, incluida la temperatura y la composición del aceite en sí.

Mujer sosteniendo un libro

La temperatura es uno de los principales factores que puede tener algún tipo de efecto sobre la viscosidad del aceite hidráulico. A medida que la maquinaria comienza a calentarse durante la operación, se elaborará un producto de aceite más espeso que luego comenzará a adelgazarse un poco. El objetivo al elegir el aceite hidráulico correcto es identificar un grado y tipo que solo se adelgazará lo suficiente para proporcionar el nivel correcto de protección para el motor y no se volverá tan delgado que el producto no cubra los componentes de trabajo y permita que comience la fricción. usando las piezas de la máquina. Los diferentes tipos de aceite hidráulico se clasifican en función de la capacidad de retener un cierto nivel de viscosidad cuando se exponen a niveles específicos de temperatura.

Otro factor que puede afectar la viscosidad del aceite hidráulico es la composición real del aceite en sí. Esto tiene que ver no solo con los ingredientes y aditivos que forman parte del producto, sino también con la cantidad de cada ingrediente introducido en la mezcla. Hay varios tipos diferentes de aceites hidráulicos, y cada uno utiliza una combinación diferente de ingredientes. Por ejemplo, el aceite hidráulico mineral usa una base de petróleo, mientras que los sintéticos pueden usar éster de poliol, éster de fosfato o agua glicol como ingrediente principal. Algunas mezclas también incluirán aditivos que están diseñados para mejorar la capacidad del producto para permanecer más espeso durante el uso real, incluso a temperaturas muy altas.

Para los usuarios finales, identificar la viscosidad del aceite hidráulico implica hacer uso de un estándar de la industria conocido como índice de viscosidad. Este índice ayuda a proporcionar información sobre el rendimiento de los diferentes tipos de aceites de motor en determinadas circunstancias. Los niveles de viscosidad se pueden relacionar con las recomendaciones de lubricantes proporcionadas por la fabricación de la maquinaria, lo que facilita la identificación de qué tipo de aceite hidráulico proporcionaría la máxima protección a los componentes del motor. Hacer uso del índice puede ayudar a prevenir la compra de un aceite que no se mantendrá a la temperatura generada dentro del motor y, en última instancia, ayudará a minimizar el desgaste que viene con el funcionamiento continuo del equipo.