Un administrador de la ciudad actúa como enlace entre los funcionarios electos y el público.

Un administrador de la ciudad es una persona que generalmente es responsable de la supervisión de todos los departamentos de la ciudad en nombre de un consejo o alcalde . El administrador suele ser un puesto de tiempo completo, incluso si el alcalde y el concejo se consideran trabajos a tiempo parcial. El administrador de la ciudad también actúa como enlace entre los directores de departamento y el consejo, proporcionando así un vínculo directo y defensor de ambos grupos. El administrador de la ciudad también puede ser directamente responsable del departamento de finanzas en algunas ciudades.

Uno de los principales trabajos del administrador de la ciudad, también conocido como administrador de la ciudad , es asegurarse de que todos los demás departamentos de la ciudad funcionen como se espera. El administrador ayudará a varios jefes de departamento a mantenerse dentro del presupuesto , los ayudará a establecer metas y se asegurará de que todos los departamentos trabajen como una unidad cohesiva para los ciudadanos o residentes de la ciudad. El administrador a menudo mantiene reuniones semanales con los departamentos involucrados en el gobierno de la ciudad.

En muchos casos, aquellos con inquietudes u objeciones sobre la forma en que la ciudad está manejando un problema pueden apelar al administrador de la ciudad. Dependiendo de la jerarquía en el gobierno de la ciudad, puede haber pasos antes de que llegue al administrador principal. Por ejemplo, algunas ciudades pueden tener administradores municipales asistentes. La existencia de un administrador asistente generalmente depende del tamaño de la ciudad y de la dificultad que tenga una persona para manejar todas las áreas del trabajo.

Además de celebrar reuniones semanales con los directores de departamento y actuar como una vía de apelación para el público, el administrador de la ciudad normalmente también asumirá un papel proactivo en el desarrollo de un presupuesto general. El administrador de la ciudad a menudo trabaja en estrecha colaboración con el director de finanzas para revisar los números, proyectar los ingresos y determinar lo que la ciudad puede pagar como presupuesto para el próximo año fiscal. El consejo, por supuesto, tiene la última palabra, pero el administrador de la ciudad y el director de finanzas pueden tener una influencia significativa en esas decisiones.

Algunas ciudades esperan que los administradores de su ciudad se conviertan en un miembro destacado de la comunidad que sea muy visible. Otras ciudades prefieren que alguien como el alcalde, o posiblemente incluso los propios miembros del concejo, asuman ese papel. Si la ciudad espera que el administrador mantenga un alto perfil público, esto probablemente implicará trabajar con los medios de comunicación, así como unirse a varias organizaciones sociales y clubes de la comunidad.

Además de estas responsabilidades, el administrador superior de una ciudad también puede desempeñar un papel clave en los problemas de disciplina de los empleados. Si un empleado apela una acción disciplinaria de un supervisor directo o director de departamento, es probable que el administrador revise el asunto, quien puede actuar como un mediador entre las dos partes. Aunque esto puede no llevar mucho tiempo, es otra responsabilidad con la que muchos administradores tienen que lidiar de vez en cuando.