Los compradores de ropa deben estar al día con las últimas tendencias de la moda.

Muchas personas que desean mantenerse a la moda pueden contratar a un comprador de ropa para que las compre. Las empresas minoristas de ropa también emplean esta táctica para mantenerse al tanto de las tendencias de la ropa. Un comprador de ropa, o un comprador de moda , es responsable de asegurarse de que la ropa que vende una empresa sea atractiva para los clientes.

La principal preocupación de un comprador de ropa es maximizar las ganancias de una empresa. Para ello, analiza la marca y la imagen general de una tienda en particular, y luego selecciona la ropa y los accesorios que se ajustan al mismo estilo. También conocidos como agentes de compras o gerentes de compras, estas personas utilizan habilidades cuantitativas junto con un amplio conocimiento de la moda para mantener un equilibrio entre la variedad de productos de su tienda y el nivel de inventario .

Se puede contratar a un comprador de ropa para que ayude a los grandes almacenes a reunir ropa de moda.

Los compradores de moda deben tener buenas habilidades de comunicación. Normalmente deben mantener líneas de comunicación con el gerente de la tienda de ropa y con los proveedores para crear el proceso de compra más ideal entre los dos. Por lo general, un comprador de ropa también tiene experiencia en el mundo minorista, generalmente como empleado o gerente de una tienda, con el fin de adquirir experiencia y conocimiento sobre los productos que comprará.

Un comprador de ropa debe comprender el negocio minorista de la moda.

Los compradores de ropa pueden trabajar para grandes almacenes, pequeñas boutiques de ropa u otras fuentes de ropa. Durante un día de trabajo promedio, él o ella puede esperar ponerse en contacto con varios mayoristas y diseñadores, asistir a desfiles de moda para obtener una vista previa de la nueva ropa de temporada, aparecer en reuniones con propietarios y diseñadores de tiendas y pedir artículos para su tienda. También puede visitar salas de exposición de diseñadores, empresas de fabricación y otras áreas de interés en el campo de la ropa.

Un comprador de ropa puede asistir a los desfiles de moda para ver la nueva ropa de temporada.

Cuando un comprador de ropa descubre un artículo o artículos de interés, puede solicitar que se realicen modificaciones en el artículo antes de comprarlo. Estas alteraciones, conocidas como cambios de comisión, pueden incluir un color diferente, un cambio en la longitud u otros ajustes. Una vez que el artículo sea satisfactorio, comprará tantas copias del artículo como crea que comprarán los clientes de la clientela de su tienda.

El comprador de ropa incluye compradores personales que compran artículos para clientes adinerados.

Después de convertirse en un comprador asociado , lo que incluye comprar solo un puñado de productos o productos específicos de un solo departamento, esta persona puede ascender al puesto de comprador de moda completo. En este proceso, se pueden proporcionar varias otras posiciones como trampolines hacia el trabajo. Estos pueden incluir comprador, comprador senior y comprador central, el último de los cuales puede ser responsable de comprar ropa para toda una cadena de tiendas.

Los compradores de ropa tienen la tarea de garantizar que la selección de productos en las tiendas sea atractiva para los compradores objetivo.

Para convertirse en comprador de ropa, generalmente se recomienda un título universitario. Los títulos que los compradores de ropa pueden obtener a menudo se encuentran en los campos de la comercialización de la moda , los negocios y el marketing. La experiencia en la industria de la moda también es clave para obtener este puesto. Trabajar para una empresa minorista de moda es una ruta típica hacia este objetivo.