Funciones de un Crupier de Póquer: Guía Completa.

Barajar y repartir son las partes más importantes del trabajo de un crupier de póquer.

Un crupier de póquer es responsable de administrar una mesa de póquer y mantener las cartas, fichas de póquer y otros elementos del juego. Él o ella barajará las cartas, las repartirá, las recogerá cuando termine la mano y repartirá o recogerá fichas según sea necesario. El crupier de póquer también es responsable de tratar con todos los jugadores en la mesa; él o ella debe lidiar con jugadores difíciles o abusivos, debe estar atento a las trampas y debe asegurarse de que todas las reglas del juego se sigan adecuadamente.

Para convertirse en un crupier de póquer profesional, un candidato a menudo tiene que completar un curso de capacitación que puede durar varias semanas. Durante el curso, el crupier de póquer aprenderá la forma correcta de repartir cartas, cómo mezclar cartas, las reglas del casino que pueden aplicarse a un casino específico y otras reglas y regulaciones que deben conocer para ser un crupier eficaz. Los casinos contratan muchos crupieres a la vez para manejar el alto tráfico en los casinos, y el crupier de póquer tiene que trabajar hasta altas horas de la noche, en días festivos y en turnos extraños. El pago del casino suele ser el salario mínimo, pero el crupier de póquer también dará propinas a los jugadores, que a menudo terminan siendo una parte sustancial del sueldo del crupier.

Anuncios

Barajar y negociar son los dos aspectos más importantes del trabajo de un distribuidor. Él o ella debe ejecutar estas prácticas sin problemas para que el juego funcione sin problemas y de manera adecuada. Los métodos de barajar varían de un casino a otro, pero la mayoría de las veces, un crupier debe barajar las cartas al menos tres veces, luego se debe cortar la baraja. El corte generalmente lo hace un jugador en la mesa, que coloca una carta de color en blanco en cualquier lugar del mazo. Luego, el crupier toma la parte superior de la baraja y la coloca en la parte inferior de la baraja.

Las reglas de reparto varían de un lugar a otro, pero la práctica esencial significa que el crupier debe repartir el número adecuado de cartas a los jugadores de la mesa. El número de cartas repartidas depende del estilo de póquer que se juegue. Independientemente del tipo de póquer que se esté jugando, el crupier debe asegurarse de que las cartas lleguen al jugador boca abajo para que otros jugadores no puedan verlas. El crupier debe repartir las cartas de forma rápida y precisa sin revelar las cartas repartidas o las cartas que aún quedan en la baraja. Los crupieres generalmente reparten sosteniendo la baraja de cartas en una mano y luego sacando una carta de la parte superior de la baraja una a la vez. Luego, la carta se impulsa a través de la mesa hacia el jugador.

 

Anuncios

Mira estos Artículos

Subir