Un oficial de la patrulla de carreteras hace cumplir las leyes en las carreteras.

La principal responsabilidad de un oficial de patrulla de carreteras es vigilar las calles, carreteras y autopistas de su jurisdicción. Por lo general, se le exige que se asegure de que los automovilistas se adhieran a las leyes y regulaciones de tránsito y que esté obligado a emitir citaciones a quienes no lo hagan. Si bien su enfoque principal de aplicación de la ley normalmente se limita a carreteras y vías públicas, en algunas circunstancias se le puede pedir que ayude a la policía local u otros profesionales del orden público en investigaciones penales o esfuerzos de aprehensión.

Los agentes de la patrulla de carreteras vigilan los coches que circulan por la carretera.

En el curso de su trabajo, con frecuencia se requiere que un oficial de la patrulla de carreteras aprese a los delincuentes sospechosos y confirmados que viajan en vehículos motorizados por las calles y carreteras bajo su patrulla. Por razones de seguridad, los agentes de la patrulla de carreteras normalmente viajan en parejas y se les advierte firmemente que no intenten arrestar a personas consideradas peligrosas por el personal policial. Los agentes que persiguen y detienen a presuntos delincuentes suelen recibir instrucciones de retrasar los arrestos hasta que las unidades de respaldo puedan ayudar en la detención.

La mayoría de los conductores son detenidos por los oficiales de la patrulla de carreteras cuando conducen a exceso de velocidad.

Además de hacer cumplir las leyes de tráfico y seguridad en las carreteras públicas y las carreteras interestatales, un oficial de patrulla de carreteras da regularmente instrucciones de manejo y ayuda a los automovilistas angustiados. Si un conductor experimenta problemas mecánicos con su vehículo, un oficial de la patrulla de carreteras puede pedir ayuda o ayudar al conductor a un lugar seguro para esperar a que llegue una grúa o un mecánico de automóviles. Los oficiales de la patrulla de carreteras a menudo brindan primeros auxilios en las escenas de accidentes y regularmente se les atribuye haber salvado la vida de los automovilistas o haber dado a luz bebés a las madres que no llegan a un centro médico para dar a luz.

Un oficial de la patrulla de carreteras puede emitir multas por infracciones.

Los deberes fuera de la carretera de un oficial de patrulla de carreteras generalmente incluyen inspeccionar las estaciones de pesaje de vehículos comerciales para verificar el cumplimiento, dar conferencias sobre seguridad en las carreteras en las escuelas y eventos comunitarios y realizar esfuerzos de reclutamiento en las escuelas y universidades locales. Los oficiales también deben documentar sus actividades con regularidad mediante informes diarios y registros de incidentes. Si un automovilista se opone a una multa por infracción en movimiento o una investigación procede a juicio, un oficial de la patrulla de carreteras puede verse obligado a testificar en la corte.

Si un automovilista desea luchar contra una multa u otra infracción, se le puede pedir a un oficial de la patrulla de carreteras que testifique en la corte.

Para tener éxito como oficial de patrulla de carreteras se requiere la capacidad de emitir juicios sólidos bajo presión de forma regular. Mantener la compostura frente al crimen y la crisis también es un atributo importante. La integridad y la compasión son rasgos deseables para una persona que elige esta carrera.

Se necesita un diploma de escuela secundaria o equivalente para ser considerado como un candidato para la escuela de entrenamiento de patrulla de carreteras. La formación la imparten agencias locales o regionales y normalmente dura varios meses. Un título de asociado o licenciatura en justicia penal o aplicación de la ley se considera una excelente capacitación auxiliar para un oficial de patrulla de carreteras.