Funciones y características de un oficial regulador

Anuncios

Regulatory officers link product manufacturers, government agencies and consumers.

Un funcionario regulador ayuda a las empresas de varios tipos con las leyes de regulación y concesión de licencias para garantizar que los nuevos productos cumplan con los requisitos establecidos por las agencias gubernamentales y de consumidores. Esta persona es un vínculo fundamental entre el fabricante, el gobierno y el consumidor. Esta persona tiene una vasta experiencia en asuntos legales y comerciales y tiene conocimientos sobre cuestiones científicas. Una persona en este puesto posee un conjunto de habilidades diverso y tiene un alto nivel de educación científica.

The primary function of a regulatory officer includes studying scientific and legal documents to ensure that products are in compliance with governmental regulations.

Anuncios

La función principal de un funcionario regulador incluye estudiar documentos científicos y legales para garantizar que los productos cumplan con las regulaciones gubernamentales. El individuo está familiarizado con los cambios en la legislación reguladora y los relaciona con científicos y fabricantes. Un funcionario revisa y prepara los documentos reglamentarios y se asegura de que se cumplan los estándares de calidad. Un oficial es responsable de archivar y enviar estos documentos de manera oportuna.

Una persona en este puesto también es responsable de recopilar, evaluar, organizar y cotejar información en una variedad de formatos. Para completar estas tareas, el funcionario regulador tiene amplios conocimientos en una serie de aplicaciones informáticas especializadas. El individuo utiliza estas aplicaciones para coordinar las pruebas de productos y supervisa las inspecciones reglamentarias. Además, un oficial usa aplicaciones de computadora para analizar datos de senderos y otra información compleja.

Además de comprender las leyes y los programas informáticos, un funcionario regulador actúa como consultor de las empresas. Un funcionario brinda asesoramiento sobre las políticas, prácticas y sistemas de la empresa. El individuo ofrece consejos sobre regulaciones gubernamentales a fabricantes y científicos. Una persona en este puesto puede ayudar y asesorar en los planes de marketing de nuevos productos y luego obtener la autorización de marketing de las autoridades correspondientes. Una vez que se completan las consultas, el funcionario redacta información y etiquetas claras y coherentes sobre el producto para transmitirla al consumidor.

Anuncios

Se requieren ciertas habilidades para realizar las funciones de este puesto de manera efectiva. Un oficial regulador tiene excelentes habilidades de comunicación e interpersonales que se utilizan para negociar contratos y presentar material relacionado a los departamentos correspondientes. El individuo es capaz de analizar datos complejos relacionados con leyes y productos, y puede resolver fácilmente problemas relacionados con estas áreas. Las habilidades organizativas y de gestión del tiempo son indispensables en este puesto, combinadas con un amplio conocimiento en Tecnología de la Información (TI).

Las empresas requieren que los candidatos tengan al menos una licenciatura en un campo relacionado con la ciencia para obtener un puesto como funcionario regulador. La mayoría de las empresas prefieren contratar personas con un doctorado en un campo relacionado con la ciencia, como productos farmacéuticos, química, bioquímica o cualquiera de los campos biomédicos. Las personas con experiencia previa en asuntos regulatorios son candidatos atractivos para el empleo en este puesto. También es útil adquirir tanta experiencia en un puesto de nivel de entrada como sea posible antes de postularse para el puesto de oficial.

 

Anuncios