Funcionamiento de un radiógrafo terapéutico: características y usos.

Anuncios

Un radiógrafo terapéutico podría operar un acelerador lineal para el tratamiento del cáncer.

Las responsabilidades de un radiógrafo terapéutico , también conocido como radiógrafo de radioterapia y radiógrafo de terapia, implican la operación de equipos de radioterapia para tratar a pacientes con diversas formas de cáncer. La radiografía terapéutica se usa principalmente como tratamiento primario para los tumores malignos, y un radiógrafo terapéutico necesita buenas habilidades con las personas cuando trata con pacientes durante un curso de tratamiento a veces prolongado. La planificación y la administración de radioterapia a los pacientes que padecen cáncer puede ser un proceso complejo que requiere una gran precisión. Los radiógrafos terapéuticos también pueden trabajar con muchos otros tipos de personal médico, personal de atención médica y varios otros profesionales todos los días.

Una gran parte de las funciones de un radiógrafo terapéutico implica interactuar con los pacientes y sus familias.

Anuncios

Una gran parte de las tareas diarias de un radiógrafo terapéutico implica interactuar con los pacientes y sus familiares. Poder tratar con pacientes de todas las edades que puedan estar aprensivos o asustados es una de las funciones más básicas en este trabajo. Los tratamientos de radioterapia generalmente se administran diariamente durante varias semanas, por lo que un radiógrafo terapéutico debe estar listo para ayudar a los pacientes a sobrellevar todo el curso del tratamiento. Es importante observar y evaluar la respuesta de un paciente a los tratamientos y responder adecuadamente.

Un radiógrafo terapéutico planificará el tratamiento de radioterapia para los pacientes con cáncer.

La planificación y la administración de radioterapia a pacientes que padecen cáncer o trastornos no malignos requieren una gran precisión y cuidado. Se debe mapear el área a tratar y se deben calcular las dosis de radiación adecuadas para minimizar la dosis total administrada al tejido circundante. Las dosis también deben controlarse con precisión durante todo el curso del tratamiento. La capacidad de operar equipos altamente técnicos de manera responsable, con confianza y dentro de márgenes seguros es una gran parte de este trabajo. Un radiógrafo terapéutico también debe establecer revisiones posteriores al tratamiento y programar consultas de seguimiento con los médicos apropiados u otro personal médico.

Anuncios

Trabajar en estrecha colaboración con otros miembros del personal, personal médico y médicos es un deber fundamental de un radiógrafo terapéutico. Como parte de sus deberes diarios, los radiógrafos pueden necesitar interactuar con enfermeras, personal hospitalario, consultores, médicos y una variedad de otros profesionales de la salud. Programar, monitorear y dirigir el trabajo de otros estudiantes de radiografía y asistentes de radiografía también es parte de este trabajo. Otras tareas pueden incluir trabajar en estrecha colaboración con dietistas para asesorar a los pacientes sobre la dieta adecuada mientras se someten a tratamientos o consultar con ingenieros en la resolución de problemas y el mantenimiento del equipo de radiografía.