Un sanador espiritual es alguien que cura a las personas o ayuda a las personas a curarse a sí mismas de una enfermedad o dolencia del cuerpo, la mente, el alma y el espíritu. Las dolencias del cuerpo pueden variar desde un dolor de cabeza hasta diversas formas de cáncer, y las anomalías de la mente o el alma pueden variar desde la timidez extrema hasta la paranoia. La curación espiritual a menudo se confunde con la curación de la mente porque muchos curanderos, en particular los chamanes, diagnostican diversas enfermedades mentales como aflicciones de espíritus malignos o castigo por las actividades malvadas cometidas en una vida anterior. Las actividades específicas realizadas por el sanador espiritual dependen de la religión o creencias del practicante sobre el reino espiritual.

Algunos sanadores espirituales pueden incluir la reflexología en sus prácticas.

“Sanador de energía” es otro término utilizado para designar a un sanador espiritual. Entre quienes practican lo que se conoce como artes curativas se encuentran un maestro de reiki, un chamán o curandero, un acupunturista, un aromaterapeuta y un sanador cristiano. Una filosofía básica sostenida por los curanderos espirituales es que el nivel de chi o “fuerza vital” de una persona se refleja como enfermedad e infelicidad si es bajo y produce buena salud y felicidad cuando es alto. Un sanador espiritual emplea varias técnicas para fortalecer la energía chi de un paciente . Incluyen cánticos, aromaterapia , reflexología , terapia con cristales, acupresión, meditación y terapia audiovisual.

La curación espiritual a menudo implica la invocación de oraciones.

Aunque algunos curanderos espirituales no consideran que sus servicios estén relacionados con ninguna religión específica, sus prácticas se originan y se basan en las doctrinas de religiones y sistemas de creencias como el hinduismo, el budismo, El gnosticismo y los muchos derivados de estos. La oración y la imposición de manos son prácticas que se asocian típicamente con los curanderos espirituales cristianos, pero algunos seguidores del cristianismo creen que la Biblia niega la existencia de una fuerza vital neutral o espíritus neutrales al clasificar a todos los seres sobrenaturales como santos o impíos. Un sanador espiritual cristiano en realidad no se declara sanador, sino que anima a una persona a aceptar su responsabilidad de denunciar un estilo de vida poco saludable y abrazar las medicinas naturales que cree que fueron creadas por un dios que es capaz de curar la salud. mente, cuerpo y espíritu. Estos sanadores espirituales remiten a los enfermos físicos y mentales a la instrucción bíblica para la curación divina y las escrituras que creen que advierten contra la práctica de los cantos

Los sanadores espirituales usan su fe y su conexión con un poder superior para curar a los enfermos.

Los servicios de un sanador espiritual pueden consistir principalmente en educar a una persona sobre cómo seguir una dieta totalmente natural y tratarse a sí misma con medicinas a base de hierbas. Las enfermedades físicas causadas por hábitos que destruyen la salud pueden provocar trastornos mentales y fatiga, especialmente cuando existe la necesidad de someterse a tratamientos médicos incómodos que producen efectos secundarios desagradables. Esto puede generar preocupación, niveles elevados de estrés y ansiedad, lo que a su vez puede producir más problemas de salud como úlceras. Un sanador espiritual a menudo sirve como entrenador para quienes consultan con él o ella.

Meditation can play a part in spiritual healing.

Spiritual healers can help people struggling with issues, such as fertility problems.