Music supervisors may help in choosing music and sound that can enhance a film.

Un supervisor musical es una persona que trabaja con cualquiera de una variedad de producciones de medios para seleccionar y licenciar toda la música necesaria para una producción individual o un grupo de producciones. Los supervisores de música pueden trabajar en películas, programas de televisión, teatro musical, videojuegos, comerciales o cualquier otra producción que requiera el uso de música. El término supervisor musical también puede referirse a una sola persona a cargo de supervisar el trabajo de un grupo de directores musicales, cada uno asignado a una producción diferente. Esta definición se ve con mayor frecuencia en el teatro musical.

Music supervisors may oversee singers recording in a studio.

El trabajo de un supervisor musical requiere una serie de habilidades, así como conocimientos especializados. La música para una película, programa de televisión o comercial debe elegirse cuidadosamente para reflejar y mejorar el estado de ánimo y la historia de la producción individual. La selección de música adecuada puede significar la diferencia entre una escena que resuena poderosamente con una audiencia y una que fracasa. Esta parte del trabajo de un supervisor musical es muy creativa y requiere una cierta cantidad de sensibilidad artística.

Por el contrario, la otra parte del trabajo de un supervisor musical implica trabajar con varias compañías de licencias para obtener permiso para usar música específica en producciones. El supervisor musical debe saber qué entidad de licenciamiento debe contactarse para una pieza musical específica, así como cuánto costará esa pieza musical para la producción. En algunos casos, los supervisores de música que están limitados por el presupuesto de una producción no pueden pagar las tarifas de licencia para sus primeras opciones musicales y deben tomar decisiones diferentes.

Los supervisores de música pueden trabajar para un estudio de cine, una agencia de publicidad o cualquier otra empresa que requiera que la música sea seleccionada y licenciada para su uso en una producción. Un supervisor de música de televisión puede trabajar en programas de televisión específicos, programas de noticias locales o incluso con el departamento de promoción de una cadena específica. En general, el trabajo de un supervisor musical de televisión es similar al de un supervisor musical de películas que a menudo trabaja para un estudio cinematográfico y se le asignan varios proyectos. Algunos profesionales de supervisores musicales recomiendan trabajar para un estudio de cine como un buen punto de partida para esta carrera.

Dependiendo del tipo de producción y la forma en que se organiza el trabajo, un supervisor musical puede trabajar en estrecha colaboración con los encargados del diseño de sonido. El diseño de sonido aborda todos los sonidos de una producción que no son música, como los efectos de sonido o las voces. Al trabajar en conjunto con el diseño de sonido, los supervisores de música pueden mejorar el impacto tanto de la música como del sonido de una producción dramática.