Usos y consejos: ¿Cómo fortalecer una vejiga débil?

Hay muchas cosas que pueden causar una vejiga débil. A veces, la incontinencia y la necesidad frecuente de orinar son causadas por una infección del tracto urinario. Por ejemplo, un tipo de infección del tracto urinario se llama cistitis, que se caracteriza por una sensación de ardor al orinar. Una persona también puede notar una pequeña cantidad de sangre en la orina con este tipo de infección. Si esta es la causa de una vejiga debilitada, se pueden usar antibióticos para tratar la infección, y la debilidad de la vejiga debería desaparecer por sí sola.

Llevar un diario de comida / micción puede ser útil para determinar la causa de una vejiga débil.

A veces, una vejiga débil o hiperactiva, que se caracteriza por un aumento significativo de la necesidad de orinar, no es causada por una infección en absoluto y es causada o empeorada por algún tipo de irritante. Por ejemplo, algunas personas parecen ser sensibles a la cafeína, que irrita la vejiga y causa debilidad. En tal caso, puede ser útil reducir las bebidas con cafeína. También puede ser una buena idea reducir el consumo de alcohol cuando se trata de esta afección, ya que actúa como diurético, que es una sustancia que hace que una persona tenga que ir al baño con más frecuencia. Si los problemas de la vejiga son graves, puede ser útil evitar las bebidas alcohólicas por completo.

Anuncios

Hay muchas causas potenciales de vejiga débil.

Una persona también puede domesticar una vejiga débil evitando ciertos alimentos. Por ejemplo, algunos estudios sugieren que comer alimentos picantes y frutas ácidas puede influir en la incontinencia de urgencia, que se caracteriza por la urgencia de orinar y puede incluir pérdidas de orina cuando la persona no puede llegar al baño lo suficientemente rápido. Cosas como sustitutos del azúcar y productos que contienen licopeno, un compuesto en los tomates y algunos otros tipos de frutas, y los productos lácteos pueden tener el mismo efecto. Puede ser útil llevar un diario de alimentos / micciones durante algunas semanas para tratar de determinar si existe una relación entre el consumo de alimentos y bebidas y los síntomas de una vejiga débil.

Las infecciones del tracto urinario pueden causar dolor al orinar y ganas de orinar con frecuencia.

Anuncios

Si bien los dos pueden parecer no tener relación, el intestino puede afectar la vejiga. Para quienes experimentan síntomas de vejiga débil, puede ser importante defecar con regularidad. Esto se debe a que retener los intestinos durante más tiempo de lo habitual puede ejercer presión sobre la vejiga cercana, lo que aumenta los síntomas de incontinencia. Beber mucha agua, consumir una cantidad adecuada de fibra y mantenerse activo puede ayudar a mantener las deposiciones regulares. También puede ayudar evitar los baños de burbujas y los aerosoles de higiene femenina, ya que es posible que los productos químicos de dichos productos provoquen irritación o infección del tracto urinario.

Los movimientos intestinales regulares pueden ayudar a fortalecer la vejiga.

Para las mujeres que padecen síntomas de vejiga débil, los ejercicios de Kegel también pueden ayudarles. Estos ejercicios contraen y liberan el piso pélvico , fortaleciendo los músculos que son extremadamente importantes para el control de la vejiga. Algunos dicen que hacer estos ejercicios durante unos meses puede producir cambios importantes.

Anuncios

Una vejiga hiperactiva puede deberse a la presencia de una infección.

 

Mira estos Artículos

Subir