Diez Avemarías: Significado y oración en la tradición católica

Anuncios

El Ave María es una oración importante para muchas denominaciones cristianas, pero tiene un lugar especial para los católicos en particular, ya que es una parte importante del rezo del rosario. El rosario es un grupo de cuentas divididas en secciones de diez, con una separación entre el final de la décima cuenta en cada sección, seguida de una cuenta solitaria, otra separación y luego una secuencia de diez cuentas más. Decir diez avemarías es esencialmente decir una sección del rosario. Además de los grupos de diez, el rosario tiene una cruz y cinco cuentas separadas que inician la oración contemplativa.

El Ave María es una parte importante del rezo del rosario.

Esta oración se repite diez veces en cada sección del rosario, y las cuentas ayudan a la persona que ora a saber dónde se encuentra. Además de hablar o pensar en silencio la oración, los católicos usan la repetición como una forma de meditar en Cristo. Podrían dedicar una sección del rosario a ciertos pensamientos oa miembros de la familia. Por ejemplo, a menudo antes de un funeral católico, se puede llevar a cabo un rosario y un servicio de oración.

Anuncios

La repetición de oraciones es una forma de producir un estado meditativo.

La oración es la siguiente:

   Dios te salve, María, llena eres de gracia,
el Señor es contigo,
bendita tú eres entre todas las mujeres, y
bendito el fruto de tu vientre, Jesús.
Santa María Madre de Dios,
ruega por nosotros los pecadores, ahora
y en la hora de nuestra muerte.
Amén.

Anuncios

Decir diez avemarías es esencialmente decir una sección del rosario.

El Ave María pide las oraciones de María, como se le puede pedir a cualquiera que ore por él o ella. María es muy importante en la enseñanza cristiana y a menudo se le suplica por tener gran compasión. También se pensó, cuando las creencias del infierno y el purgatorio fueron una vez una parte muy vital del catolicismo, que solo las oraciones de los que están en el cielo podrían eventualmente ayudar a alguien atrapado en el purgatorio. Alguien que pide las oraciones de María está pidiendo que una de las mejores almas del cielo ore por él o ella.

Los católicos usan la repetición del Ave María como una forma de meditar en Cristo.

Anuncios

Comúnmente se malinterpreta que la oración eleva a María al estado de Divinidad, pero este no es el caso. En cambio, la persona simplemente está pidiendo la atención y las oraciones de María. Dado que los cristianos creen en la otra vida, no es raro hablar con los parientes muertos o con los santos y pedirles sus oraciones. Esto es diferente a las súplicas a Dios.

La repetición de oraciones es una forma bastante común de producir un estado meditativo en el que una persona puede tener más acceso a lo divino. La mayoría de la gente no tiene que tantear con esta oración, ya que se la sabe de memoria. La repetición les permite desconectar la parte consciente de su mente y lograr la unión con Dios de una manera muy diferente a una oración producida de manera más consciente.

Además de rezar el Ave María, el rosario también incluye el Padre Nuestro, El Gloria y el Credo del Apóstol en varias repeticiones. También se dicen oraciones especiales por diferentes separaciones entre las décadas de cuentas.

Anuncios

El collar del rosario tiene cuentas y una cruz, y ambos llevan mucho simbolismo religioso relacionado con la oración del Ave María.