¿Qué son los DNS?

DNS es el acrónimo en inglés de Domain Name System, responsable de descodificar los nombres de dominio de los sitios web que las personas escriben en los navegadores web en números de IP.

Opera principalmente a través de dos funciones: examinar y actualizar bases de datos y resolver nombres de dominio en direcciones de red.

El sistema de distribución de nombres de dominio comenzó en el año 1984 y, a través de él, fue posible que los nombres de host en una base de datos se distribuyeran entre múltiples servidores, reduciendo así la carga en cualquier servidor.

El DNS se basa en nombres jerárquicos y permite el registro de varios datos ingresados, además del nombre del host del Protocolo de Internet (IP).

Debido a que la base de datos está distribuida, el tamaño es ilimitado y el rendimiento no cambia cuando se agregan otros servidores.

Hay 13 servidores en todo el mundo y, sin ellos, Internet no funcionaría.

El servidor traduce los nombres a las direcciones IP y viceversa, lo que permite la ubicación de los hosts en un dominio determinado.

El servidor se divide entre DNS primario y DNS secundario, que es la copia de seguridad de DNS principal.

[su_animate type=”rollIn” duration=”1.5″]Véase También: