Significado de Granulocitos

Los granulocitos son un tipo de leucocitos o glóbulos blancos . Estas células son parte del sistema inmunológico y están involucradas en varios tipos diferentes de reacción inmunológica.

Hay tres tipos de granulocitos: neutrófilos, basófilos y eosinófilos.

Los tres tipos de granulocitos se desarrollan y se diferencian en la médula de huesos largos como el fémur. Todos los granulocitos comienzan como mieloblastos, un tipo de células inmaduras que tiene el potencial de diferenciarse en cualquier tipo de célula granulocítica.

Cada célula progresa a través de varias etapas antes de emerger de la médula ósea como un granulocito maduro. En la sangre, los neutrófilos maduros representan alrededor del 55% de los glóbulos blancos, mientras que del 3% al 6% son eosinófilos y menos del 0,5% son basófilos.

Las proporciones de estos tipos de células en la sangre son bastante constantes; La medición del recuento de granulocitos en sangre es, por tanto, una herramienta útil para el diagnóstico de muchos tipos de enfermedades.

Las células que se lesionan como resultado de un esguince de tobillo liberan sustancias químicas que atraen a los neutrófilos al lugar de la lesión.

Como glóbulos blancos maduros, los granulocitos circulan en la sangre hasta que reciben señales químicas que proporcionan instrucciones adicionales. Estas señales provienen de sitios de infección o inflamación y pueden ser sustancias químicas secretadas por patógenos u otras células del sistema inmunológico. Cada tipo de célula responde a señales químicas ligeramente diferentes.

Los neutrófilos responden a las sustancias químicas producidas por las células lesionadas durante las reacciones inflamatorias.

La inflamación a menudo es causada por infecciones patógenas, pero también puede ser el resultado de un trauma físico causado por el frío, el calor, el estrés o una lesión. Por ejemplo, las células lesionadas como resultado de un esguince de tobillo liberan sustancias químicas que atraen a los neutrófilos al lugar de la lesión.

Los eosinófilos responden a sustancias químicas producidas por parásitos que invaden el cuerpo. Además, estas células están activas durante las reacciones alérgicas.

Los basófilos están involucrados en reacciones alérgicas así como en respuestas inmunes a patógenos invasores. Ambos tipos de células operan de manera similar a los neutrófilos, migrando de la sangre a los tejidos en respuesta a señales químicas.

Una vez que las células llegan al lugar de la inflamación, tienen múltiples funciones que desempeñar en la respuesta inmunitaria . Los tres tipos de células son fagocitos e ingieren restos celulares, incluidos patógenos y células de tejido muertas o moribundas.

Una vez ingeridas, estas partículas se descomponen mediante sustancias químicas tóxicas que los granulocitos almacenan en gránulos unidos a la membrana.

Además, cada tipo de célula puede liberar sustancias químicas al entorno extracelular. Algunas sustancias químicas contribuyen a la respuesta inflamatoria al estimular otras células inmunitarias y otras son tóxicas para los patógenos.

Algunas de las sustancias químicas liberadas por eosinófilos y basófilos, como las histaminas, están involucradas en reacciones alérgicas.

Qué son Granulocitos