Los paneles solares pueden ayudar a una comunidad a ser más sostenible.

Las comunidades sostenibles son residencias, negocios e incluso pueblos o ciudades enteros diseñados o modificados para enfatizar la vida ecológica y el uso de tecnología renovable ambientalmente segura. A raíz del cambio climático y la pérdida de recursos naturales debido al uso humano, las comunidades sostenibles tienen como objetivo reducir la contaminación y promover una existencia ecológica. Si bien no todas las comunidades pueden permitirse el lujo de convertirse por completo a una vida sostenible , la mayoría puede lograr aumentar la vida sostenible con algunos cambios y adiciones simples y básicos.

Los inodoros de bajo flujo usan menos agua que los inodoros normales.

La columna vertebral de las comunidades sostenibles son los recursos renovables . Muchas comunidades centradas en el medio ambiente funcionan, al menos parcialmente, con energía solar u otra fuente renovable. La mayoría de los hogares sostenibles utilizan electrodomésticos de bajo consumo, como inodoros de bajo nivel. Además, para que una comunidad se considere sostenible, normalmente hay un elemento de actividades basadas en la comunidad, como jardines orgánicos compartidos o programas de reciclaje. Al trabajar en conjunto, una comunidad puede compartir el orgullo y el compañerismo de sus contribuciones a un mundo más limpio y verde.

Algunos gobiernos del mundo han invertido dinero y esfuerzo en fomentar comunidades sostenibles a través de exenciones fiscales, iniciativas y estudios financiados. Muchos expertos sugieren que la sostenibilidad es clave para la supervivencia humana continua y ayudará a poner fin al ciclo de uso excesivo y consecuencias ambientales que han existido desde la Revolución Industrial. Las personas interesadas en construir o crear una comunidad sostenible pueden querer ponerse en contacto con las autoridades gubernamentales locales para ver qué programas existen para ayudar a los ciudadanos de mentalidad ecológica.

Modificar una comunidad existente para que sea sostenible puede ser cuestión de unos pocos cambios grandes o muchos cambios pequeños e incrementales. Los grandes cambios incluyen la instalación de paneles solares, el racionamiento del agua y la garantía de que todos los edificios futuros cumplan con los requisitos sostenibles. Los cambios pequeños son mucho más fáciles de manejar e incluso pueden ser divertidos de implementar. La construcción de un jardín comunitario, con campañas de reciclaje e incluso la limpieza de la basura en el área local pueden ayudar a que una comunidad sea más sostenible.

Muchas personas descubren que, al tratar de convencer a otros de la importancia de la sostenibilidad, puede ayudar a centrarse en los beneficios personales que puede aportar ese estilo de vida. Al implementar técnicas de ahorro de energía, como envolver calentadores de agua en mantas aislantes y usar bombillas de bajo consumo, los residentes pueden ver caídas significativas en las facturas de servicios públicos. Plantar un jardín de uso común requiere esfuerzo y tiempo, pero brinda oportunidades de ejercicio y desarrollo comunitario, así como productos frescos durante todo el año.

Posiblemente, el beneficio más importante de las comunidades sostenibles es su potencial para afectar a otros. Crecer en una sociedad sostenible puede imprimir los valores de las prácticas renovables y la acción responsable en los niños y los jóvenes. Al aprovechar las tendencias ecológicas, las personas tienen la oportunidad de enseñar los beneficios de una vida sostenible.