Se puede pensar en una máquina voladora como cualquier dispositivo destinado a volar. Se puede hacer una distinción entre máquinas voladoras accionadas mecánicamente, máquinas voladoras accionadas por humanos, máquinas voladoras más ligeras que el aire y planeadores. La idea de una máquina voladora que pudiera transportar a una persona probablemente ha cautivado a la humanidad durante muchos miles de años, y hay ejemplos de tales dispositivos en el mito y la práctica que abarcan dos milenios.

El Boeing 747 es un ejemplo de avión comercial de fuselaje ancho.

Quizás el relato temprano más conocido de una máquina voladora se puede ver en el mito griego de Ícaro y Dédalo. Con grandes alas unidas a sus brazos, la pareja pudo elevarse por encima del firmamento, aleteando y deslizándose como pájaros, hasta que, por supuesto, Ícaro pasó demasiado cerca del sol y la cera que unía sus alas se derritió. Tales mitos existen en muchas culturas diferentes, que se remontan a más de dos mil años.

Los fumigadores suelen ser aviones ligeros de un solo motor.

En China, el primer registro de un vuelo humano fue a mediados del siglo VI. Esta máquina voladora consistía en una cometa, muy conocida en China en ese momento, con un espacio para un pasajero. Estas cometas tripuladas se mencionan muchas veces en la historia de China, a menudo como un método para espiar a los enemigos en tiempos de guerra. En el siglo XIII, Marco Polo informó haber visto estas cometas tripuladas durante sus viajes por China.

El Lockeed Martin F-22 Raptor es un ejemplo de un avión de combate de ala fija.

Los ornitópteros son máquinas voladoras que vuelan imitando el batir de alas de un pájaro. Las alas de Dédalo son un ejemplo temprano de ornitóptero . En el siglo XV, Leonardo da Vinci también elaboró ​​planos para un ornitóptero, utilizando un sistema de poleas y engranajes para batir dos alas enormes y dirigir. A principios del siglo XVIII, a Emanuel Swedenborg se le ocurrió su propio diseño de ornitóptero, publicado como Machine to Fly in the Air . Aunque Swedenborg se dio cuenta de que su diseño en realidad no sería capaz de volar, sintió que era importante comenzar a investigar lo que creía que eventualmente sería posible: elevar al hombre al reino de las aves.

El Sistema de Transporte Espacial, conocido popularmente como el “Transbordador Espacial”, podría reutilizarse después de llevar cargas útiles a la órbita.

A finales del siglo XIX había varios diseños de ornitópteros en funcionamiento, aunque ninguno voló durante períodos prolongados. Algunos funcionaron con pólvora , otros con vapor y luego con el motor de combustión interna. Al final, el mundo se fue con la máquina voladora de ala fija sobre los ornitópteros parecidos a pájaros, y el desarrollo cesó más o menos. Sigue habiendo un grupo devoto de entusiastas que continúan trabajando en máquinas voladoras de alas móviles, e incluso ha habido ornitópteros propulsados ​​por humanos relativamente exitosos en los últimos años.

El F-16 Fighting Falcon es un ejemplo de un avión de combate ligero de un solo asiento.

Los planeadores son otra máquina voladora simple, que ha tenido bastante éxito a lo largo de la historia. En el siglo IX, Abbas Ibn Firnas realizó el primer salto en paracaídas con éxito, utilizando un ala artificial. Veinticinco años después, construyó un planeador y, según todos los informes, su primer vuelo fue en gran medida un éxito, aunque sufrió lesiones. A principios del siglo XI, un monje inglés llamado Eilmer de Malmesbury, replicó las míticas alas de Dédalo y voló más de 65 pies (20 m), antes de estrellarse y lastimarse. En el siglo XVII en Turquía, se dice que Ahmet Celebi se deslizó con éxito usando alas artificiales, sobrevolando el Bósforo (o Estrecho de Estambul).

Airships like the non-rigid dirigibles that are often seen at sporting events use helium, a gas that is lighter than air, to stay aloft.

Ahmnet Celebi’s brother, Lagari Hasan Celebi, is said to have created a different sort of flying machine. Hasan is often credited with creating the first artificially powered flying machine, using a top filled with gunpowder to propel himself into the air — essentially strapping himself to a rocket and launching it. With wings attached to his arms, he then is said to have glided in for a softer landing.

Sailplanes and other gliders use pockets of rising air to remain aloft without the use of an engine.

Lighter-than-air flying machines began appearing near the end of the 18th century. The first successful hot air balloon trip occurred in 1783, and many soon followed. Building on the success of the hot air balloon, dirigibles emerged as the dominant form of flying machine by the mid 1850s. Dirigibles remained widely popular until the Hindenburg accident and other notable disasters, at which point they were phased out in favor of fixed-wing aircraft.

A helicopter is a type of aircraft that uses rotary wings, or rotors, to generate lift and facilitate vertical takeoff and landing (VTOL) flight.

In the modern world, flying machines include fixed-wing aircraft, such as the commercial airplanes used as the most popular form of long-distance transportation, rotary-wing aircraft, such as helicopters, and rockets such as the space shuttle. Hot air balloons also remain popular in limited contexts, as do large gliders, personal hang gliders, and blimps.

Modern hot-air balloons owe their existence to the lighter than air craft developed by the Montgolfier brothers of the late 1700s.

Rigid dirigibles, which are often referred to as ‘Zeppelins’ in honor of inventor Count Ferdinand von Zeppelin, are wingless, lighter than air flying machines.

Los ala delta son una de las formas más simples de máquinas voladoras.